El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, señala que “Guadalajara es referente medioambiental con un compromiso que nace y repercute a los vecinos” El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, señala que “Guadalajara es referente medioambiental con un compromiso que nace y repercute a los vecinos”

Guadalajara desarrolla un proyecto piloto de recogida de la fracción orgánica

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha presentado hoy el proyecto piloto medioambiental de recogida de residuos, con el que el Consistorio pretende dar a conocer qué es la fracción orgánica y por qué debe tener un proceso de reciclaje aparte.



La fracción orgánica son los restos de la preparación de la comida, la comida sobrante o los excedentes o alimentos en mal estado, siempre separados de su envase o embalaje; así como los restos de jardinería no leñosa, ha explicado en rueda de prensa el regidor guadalajareño.

Asimismo, ha apuntado que es conveniente separar la fracción orgánica del resto de residuos, porque los restos orgánicos favorecen la emisión de gases de efecto invernadero si no son tratados de forma adecuada.

En cambio, si la separación es correcta pueden convertirse y reutilizarse como compost y ayudar a cultivar nuevos alimentos.

"Actuamos desde el convencimiento de que el camino que andamos es positivo", ha manifestado Román, que ha añadido que desde hace tiempo el Ayuntamiento de Guadalajara "tiene un compromiso contra el cambio climático desde lo pequeño, desde lo local".

Para la consecución de este objetivo se ha venido realizando "la sustitución del alumbrado público, la utilización de combustible menos contaminante en el transporte público, así como campañas de uso responsable del agua, todo ello en beneficio de la sociedad", ha subrayado el alcalde.

Con esta iniciativa, que busca también cumplir la normativa europea que requiere la reutilización y reciclado de al menos el 50 por ciento de los residuos urbanos generados, "una vez más pasamos de las palabras a los hechos, cumplimos con las normas y avanzamos en un compromiso medioambiental que nace y repercute positivamente en los vecinos de Guadalajara", ha aseverado Román.

El regidor ha precisado que el proyecto piloto se va a desarrollar en una zona determinada del barrio de Los Valles, concretamente, en la situada entre la Avenida Hayedo de la Tejera Negra, calles San Isidro y Virgen de la Hoz, Avenida de Aragón y parte de la calle Vereda de Iriépal.

Román ha avanzado que los vecinos de la zona del proyecto piloto, unos 1.200 aproximadamente, recibirán una carta del concejal explicándoles en qué va a consistir el mismo; se informará a comunidades de vecinos, asociaciones de propietario y administradores de fincas para que conozcan el proyecto y puedan ayudar a su difusión.

Después, se procederá a visitar puerta por puerta -por parte de personal especializado en reciclaje- para explicar personalmente a cada vecino y animarle a participar en el proyecto.

A los interesados, se les hará entrega de un kit que incluye un cubo aireado, un paquete de bolsas biodegradables, una llave poder abrir los contenedores y un pen drive de 4GB con toda la información para reciclar correctamente así como un obsequio de agradecimiento.

El objetivo es que, a través de esta experiencia piloto, se pueda recoger al menos 80 gramos de residuos por habitante y día, aunque cuando la concienciación, formación y medios aumenten se podría incrementar dicha cuantía.

Visto 272 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.