El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, y el vicealcalde, Rafael Perez borda, fueron los encargados de depositar una corona de flores al pie del monolito en recuerdo de las víctimas. El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, y el vicealcalde, Rafael Perez borda, fueron los encargados de depositar una corona de flores al pie del monolito en recuerdo de las víctimas.

Homenaje a las víctimas del coronavirus en Guadalajara con “recuerdo perpetuo”

Con diez cápsulas diez ‘cápsulas del tiempo’ y los testimonios que dan cuenta de la manera en la que se han vivido y afrontado estos meses de pandemia colectivos como los farmacéuticos, las empleadas de supermercado, Protección Civil, Cáritas, Cruz Roja, agricultores, Mascarillas Solidarias, periodistas, personal sanitario y las familias de las víctimas. Así se ha vivido el homenaje que hoy celebraba el Ayuntamiento de Guadalajara para las personas fallecidas por la covid19, celebrado en el Parque de Adoratrices, ante un pequeño monumento construido ex proceso. El acto fue presidido por el propio alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, que se atribuyó quizás un protagonismo exagerado, pues no solo protagonizó una de las diez cápsulas, cuando se echó el falta la referencia en ellas a colectivos como el de la limpieza, las fuerzas del orden o las trabajadoras de las residencias de mayores, sino que también, portó la corona de flores, junto al vicealcalde, Rafael Perez Borda y fue el único que realizó discurso, además de un familiar de una de las cientos de víctimas que ha tenido la ciudad de Guadalajara, imposibles de cuantificar a día de hoy, porque nadie ha dado el dato por municipios, y tampoco lo hacía en este acto el alcalde.

Fue un acto sin ninguna referencia religiosa, pero con representantes de la Iglesia católica, la ortodoxa y el colectivo musulmán, y amplia representación de todas las instituciones, como el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido; el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca; el delegado de la Junta, Eusebio Robles y el presidente de la Diputación, José Luis Vega, entre otros asistentes como familias de víctimas del coronavirus, mandos policiales, judiciales y militares; organizaciones económicas, sindicales, sociales y culturales, en el que no se permitía el acceso al público en general, que tuvo que conformarse con su retransmisión a través de facebook.

En la puesta en escena, un minuto inicial de silencio por las víctimas, el acompañamiento musical de dos pianos eléctricos a cargo de Pilar Vacas y Patricia Vacas, el papel de la periodista Rosa Millán como presentadora del acto y un patio de butacas dispuesto en semicírculo que recordaba el funeral de estado, con las silas bien separadas y todos los asistentes con sus mascarillas, frente a ese monolito coronado por una especie de llamas de metal, con una placa de “perpetuo recuerdo” de las víctimas.

Fue la propia presentadora del acto la que iba describiendo los relatos de cada colectivo de las cápsulas del tiempo, mientras los representantes de los mismo, introducían en las mismas distintos objetos para el recuerdo como mascarillas, insignias, un rollo de papel higiénico (supermercados), semillas de cebada, periódicos etc, junto con los propios relatos, y se colocaban en trampillas bajo el monolito de homenaje a las víctimas. En concreto, han sido once relatos introducidos en diez cápsulas, puesto que Cáritas y Cruz Roja compartían espacio. El relato del alcalde suponemos que era su propio discurso, que Alberto Rojo introdujo en la urna, junto a periódicos del día, una insignia del Ayuntamiento y una memoria usb con los decretos aprobados durante la pandemia. Después Alberto Rojo entregaba al archivero municipal, David Martínez Vellisca, una copia de cada uno de los relatos, que serán depositados en el archivo municipal junto a materiales audiovisuales y a un acta descriptiva con el contenido de todo el homenaje.

Loreto Pérez, por el personal farmacéutico;  Mercedes Ranera, como empleada de un supermercado; Celia Iglesias, por mascarillas solidarias; Jaime Urbina, por los agricultores; Mar Corral, por Asociación de la Prensa de Guadalajara; Mónica García y María José Alonso, por Cáritas y Cruz Roja como Tercer Sector; Vicente Plaza, Protección Civil y Alberto Rojo, como alcalde de Guadalajara, fueron quienes introdujeron sus relatos en las cápsulas.

El momento más emotivo ha sido el de la intervención de un familiar de una de las víctimas, Alfonso Santos, que supo expresar con sencillez el profundo dolor por la pérdida de un ser querido, en su caso su padre, el pasado 16 de abril, tras varios días ingresado con la infección por covid19.  “El Covid es un virus despiadado que no solo ha destrozado la vida a miles de familias, sino que además les ha robado, nos ha robado, el proceso del duelo, algo tan íntimo y tan necesario como el duelo para poder despedirnos de nuestros seres más queridos” y continuaba “pueden imaginar que es difícil encontrar consuelo en estas circunstancias, pero si hay algo que nos ayuda: saber que estaban cuidados de la mejor forma humana posible”.

Antes del discurso del alcalde, se depositaba la corona de flores a los pies del monolito, al tiempo que las distintas autoridades y representantes sociales iban depositando una rosa blanca, incluidos concejales de todos los cinco grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Guadalajara, pues todos ellos, incluido VOX, asistieron al acto.

 

 

Alberto Rojo: “es difícil expresar con palabras tantísimo dolor”

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha expresado “el dolor de toda la ciudad” por todo lo vivido en el momento en el que aseguraba que “este jueves 30 de julio permanecerá grabado para siempre en nuestra historia como el día en el que recordamos con respecto y afecto a las víctimas de la covid19”. "Es una cato de justicia, cariño y recriado, pero un acto que jamás hubiéramos querido celebrar", dijo.

Rojo ha asegurado que con este acto sirva para que “a través de los testimonios de personas representativas nadie olvide jamás la manera en la que afrontamos como pueblo estos momentos de enorme dificultad”. En este sentido, el alcalde ha apuntado a que el monumento recuerda también “la fragilidad del ser humano” que se convierte en “fortaleza” cuando la ciudad y el país actúan unidos para hacer frente a una amenaza tan grande. 

El discurso del primer edil ha recordado la “angustia” del confinamiento que ha marcado, ha asegurado, “la historia de todas las generaciones vivas” y que dejó la imagen imborrable de una Guadalajara “desierta con un inquietante silencio” que se rompía cada día a las ocho de la tarde cuando la ciudadanía salía a los balcones para “agradecer y dar aliento a los profesionales de la sanidad pública que anteponían la vida del prójimo a su propia vida, en una situación solo comparable a la de un episodio bélico”. 

El alcalde ha dedicado gran parte de su tiempo a dar las gracias a todas las personas que hacen frente al coronavirus y a expresar un recuerdo especial hacia las personas mayores y los niños y niñas de la ciudad como colectivos más vulnerables. Así, Rojo ha dado las gracias al conjunto del personal sanitario, a todos los servidores públicos del país, a los Cuerpos y fuerzas de Seguridad junto a Bomberos y Protección Civil, a los trabajadores y trabajadoras que impidieron “que el país parase durante más tiempo su producción” y a la ciudadanía de Guadalajara en general por la “entereza y responsabilidad” con la que vivieron estos meses tan difíciles, aunque ha llamado a la prudencia para evitar “que tanto esfuerzo haya sido en vano”.

Antes de finalizar, Rojo ha dado las gracias también a los Gobiernos de España y de Castilla-La Mancha al tiempo que volvía a ponerse a su disposición “para seguir avanzando hacia el final de esta pesadilla”.  

Su último recuerdo ha vuelto a ser para todas las víctimas y sus familias. “Su dolor es el dolor conjunto del país y en su memoria creamos hoy este espacio sabiendo que tanto sacrificio solo nos puede llevar a ser prudente”, ha aseverado apelando al sentimiento de vecindad.

"Señoras, señores, no sabemos  que pasará, pero seamos siempre responsables y prudentes y sobre todo como pueblo estemos siempre unidos", concluía el alcalde.

Finalmente con todo el auditorio en pie sonó el himno nacional y el acto, que duró justo una hora, se dio por concluido.

 


Medios

Visto 780 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.