Mercado de Abastos de Guadalajara. Mercado de Abastos de Guadalajara.

La Fiscalía archiva el caso sobre el Mercado Abastos de Guadalajara

La Fiscalía Provincial de Guadalajara no estima un delito de prevaricación del antiguo equipo de gobierno en las obras del Mercado de Abastos, concretamente presuntamente cometidos por el ex alcalde de la ciudad Antonio Román y el ex vicealcalde, Jaime Carnicero, según exponía en su día las conclusiones de la Comisión de Investigación auspiciada por el nuevo equipo de gobierno, liderado por Alberto Rojo. Es el propio Ayuntamiento de Guadalajara el que comunica la noticia, sin aportar el mencionado decreto de la Fiscalía, pero anunciando que  valorará ir a los tribunales a fin de que puedan investigarse todos los extremos relacionados con este asunto.

Según ha informado en un comunicado de prensa el Ayuntamiento de Guadalajara, la Fiscalía Provincial de Guadalajara ha emitido un decreto por el que archiva las investigaciones relacionadas con lo sucedido en el Mercado de Abastos en mayo de 2019 y en el que señala al Ayuntamiento la posibilidad de acudir con la denuncia al Juzgado de Instrucción.  

El Consistorio explica en sus nota que abrió una comisión de investigación para esclarecer lo sucedido en el Mercado de Abastos los días previos a la cita electoral de mayo de 2019 ya que presuntamente se abrió con la obra sin finalizar y con la concesión a una empresa de forma arbitraria por lo que se podían estimar unos delitos de prevaricación contra el entonces equipo de gobierno local.

Ante el archivo del caso, el Ayuntamiento de Guadalajara ha señalado que "la Fiscalía prueba que el Mercado de Abastos fue ocupado por una empresa en los días previos a las elecciones municipales de 2019 sin que hubiesen finalizado los trabajos y sin haber hecho efectiva la recepción de las obras por parte de los técnicos municipales".

Añade la nota de prensa municipal, que también "quedan acreditadas las reticencias expuestas por parte de la arquitecta municipal responsable de la obra y del entonces responsable del Área de Contratación municipal, que advirtieron a los responsables municipales de la imposibilidad de ocupar una obra en curso y que la Fiscalía entiende que no existe delito de prevaricación en las actuaciones descritas en la demanda, dando por hecho que la mencionada ocupación formó parte de una estrategia de dinamización del casco histórico".

 El Ayuntamiento de Guadalajara considera que "existen una serie de hechos probados en este Ayuntamiento que se entienden como no tenidos en cuenta por parte de la Fiscalía Provincial, dado que no aparece mención alguna en su decreto de archivo. Tampoco se ha solicitado información adicional relacionada con la estrategia de dinamización que se menciona en el documento emitido"o.

El Ayuntamiento señala que se reserva el derecho de acudir al Juzgado de Instrucción a fin de que puedan investigarse todos los extremos relacionados con la apertura del Mercado de Abastos y ha indicado que está "comprometido absolutamente con la transparencia y el buen gobierno" y "persigue esclarecer todo lo sucedido en torno a este asunto, siguiendo las conclusiones reflejadas en la comisión de investigación municipal en la que declararon responsables técnicos y agentes políticos".

Lo que concluyó la Comisión de Investigación

La Comisión de Investigación sobre la gestión del Mercado de Abastos que se inició en noviembre de 2019, presentó sus conclusiones en enero de 2020 y concluyó que, con la obra sin acabar, y por tanto sin recepcionar, los anteriores responsables de la gestión municipal abrieron las puertas del Mercado de Abastos al público con una empresa elegida de manera discreccional, con una denuncia de la empresa constructora que apuntaba a la “ocupación ilegal de la obra” y con una orden de desalojo por parte de la Dirección de Obra”.

Entonces, Israel Marco, presidente de la Comisión, señaló que “el deber de cualquier representante público es velar por el estricto cumplimiento de las normas y poner en conocimiento de la Justicia cualquier irregularidad”. De esta forma, ha añadido, “el Ayuntamiento no puede cruzarse de brazos antes indicios de delitos penales y por ello traslada esta situación a la Fiscalía para que decida si hay que actuar”.

El aspecto “más grave” que la Comisión ha podido comprobar es que la gestión del Mercado de Abastos se le otorgó a una única empresa de forma discrecional y por un procedimiento administrativo equivocado, por parte de un concejal sin competencias para ello.

“Lo más grave es que se ha incumplido la Ley de Contratos porque el señor Carnicero adjudicó la gestión del recinto a una empresa sin concurso ni competencia, sin pliegos y sin procedimiento reglado porque se utilizó para ello una licencia de ocupación de la vía pública que es la figura que se utiliza para la instalación de una simple mesa informativa”, ha explicado.

Por este motivo, quedando acreditado “que Jaime Carnicero actuó de forma arbitraria, de manera consciente y dando a un procedimiento erróneo apariencia de normalidad”, la comisión entiende que puede existir un delito de prevaricación según el artículo 404 del Código Penal.

Otro de los aspectos en los que la Comisión fijó su atención era en el “uso electoralista y partidista” de estas instalaciones municipales ya que, con la obra sin recepcionar, “el día 24 de mayo se celebró una rueda de prensa de la candidatura del Partido Popular sirviéndose de su función de Gobierno y produciéndose una inauguración de facto que acabó con una visita de la prensa al interior del Mercado con las instalaciones de hostelería ya instaladas”.

De las declaraciones de la Coordinadora de Seguridad y Salud de la Obra, así como de la empresa constructora, se desprende que en ningún momento se  puso en riesgo la seguridad laboral de los empleados de la obra pero sí existen dudas relacionadas con la seguridad ciudadana durante la apertura “porque el día 24 de mayo -con el Mercado ya abierto- no estaban terminados los sistemas de protección contra incendios”.

Visto 1330 veces