Pérez Borda en el pleno del Ayuntamiento de Guadalajara. Pérez Borda en el pleno del Ayuntamiento de Guadalajara.

La prórroga, de la prórroga, de la prórroga, para el polígono del Ruiseñor

El Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara ha aprobado dos solicitudes de prórrogas para las obras de urbanización de dos sectores del polígono del Ruiseñor (sector 07 y pp40), un expediente urbanístico que se arrastra desde 2006, iniciándose en el 2012 los plazos de ejecución. La aprobación de las prórrogas ha recibido el respaldo del PSOE, Ciudadanos y PP (19 votos, pues faltaban dos concejales), así como la oposición de Aike Guadalajara y Unidas Podemos (2 votos) y la abstención Vox (2 votos).

Desde los tres grupos de la oposición, que seno respaldaron la prórroga se ponía de manifiesto que la actuación del Ayuntamiento en este expediente urbanístico demuestra "que están al servicio del agente urbanizador" (Hercesa) y se relataban los aplazamientos contínuos, "pues esta es la prórroga, de la prórroga, de la prórroga", con  prórrogas desde 2014, apuntaba el concejal de Unidas Podemos-IU, José Morales. Desde Aike, Jorge Riendas también incidía en que no se hace cumplir la disciplina urbanística. 

Por su parte VOX, con Antonio de Miguel, recordaba a los propietarios afectados y la "sumisión y servilismo con el agente urbanizador" e insistía en investigar la realidad.

Desde el equipo de Gobierno, el vicealcalde, Rafael Pérez Borda, señalaba que las máquinas ya está por fin trabajando en este polígono y que la prórroga es la mejor solución, puesto que ya hay comprometida la llegada de industrias. Además advertía que "la viabilidad jurídica de recisión del PAU es cuestionable".

"Es polígono del Ruiseñor por fin ya es una realidad, a pesar de las demoras, ya hay movimiento para implantación de empresas y hay que continuar, porque sino sería una irresponsabilidad. En solo dos años ya se han ejecutado un 30% de las obras, se ha presionado al agente urbanizador", declaraba Pérez Borda.

Por parte del PSOE, Sanz Tejedor, manifestaba que no seguir adelante era "poner en peligro la instalación de empresas y 3.000 puestos de trabajo de proyectos ya reales". 

Desde el PP, que también apoyó las prórrogas, Jaime Carnicero, se apuntaba que "no hay otras soluciones que continuar hacia adelante con el polígono del Ruiseñor, económicamente sería inviable que el Ayuntamiento se convirtiera en agente urbanizador".

Visto 415 veces