Alberto Gómez Arenas, consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez Arenas, consejero delegado de Rebi,

La Red de Calor con Biomasa presenta su proyecto a los vecinos de Guadalajara

La empresa soriana Rebi ha organizado la presentación de su nueva Red de Calor con Biomasa que va a construir en la capital de Guadalajara, una vez obtenidas todas las licencias necesarias para comenzar las obras.

“Se trata de un proyecto de gran magnitud, nuevo para los vecinos, que implica una obra civil muy complicada, y antes de comenzarla queremos que los vecinos sepan qué va a ocurrir en su ciudad, cómo funciona la Red y en cualquier caso qué ventajas tiene adherirse a ella, además de la oportunidad que se le presenta a Guadalajara de situarse a la vanguardia del uso de las energías renovables a través de la térmica de biomasa”, puntualiza el consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez Arenas. 

Por esta razón, la Red de Calor con Biomasa se va a presentar a todos los vecinos y medios de comunicación que estén interesados en acudir de forma gratuita el lunes 14 de mayo en un acto público que se va a desarrollar a partir de las 19.00 horas en la Sala Tragaluz del Teatro Auditorio ‘Buero Vallejo’. 

El director general de Nueva Alcarria, Alfredo Palafox, conducirá el acto que comenzará con la proyección de un audiovisual, y continuará con el discurso del vicepresidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez, Guijarro. Será el consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez Arenas, quien explicará la iniciativa que ya funciona en otras ciudades como Soria o Valladolid, en municipios como Ólvega (Soria) y que también se está replicando en Aranda de Duero y un futuro se hará en otros municipios como Palencia o Alcorcón. 

Entre los ponentes del acto  también se encuentra Julia Manuela  Martínez, presidenta del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid que da cobertura a los profesionales de Guadalajara. Cerrará con sus palabras el alcalde de Guadalajara, Antonio Román. “Animamos a todos los guadalajareños que quieran a que acudan porque, además de comprender el nuevo sistema de modelo energético urbano que vamos a poner en marcha, podrán hacer todas las preguntas que quieran y les solventaremos las dudas y cuestiones que puedan surgir”, insiste Gómez Arenas. 

Red Urbana de Calor para Calefacción y Agua Caliente

Rebi se consolida, con la nueva Red Urbana de Calor para Calefacción y Agua Caliente con Biomasa como líder en España en la creación, explotación, gestión y comercialización de redes de calor con este combustible renovable. Su cuarta Red de Calor, en la ciudad castellanomanchega, se compone de un total de 28 MW de potencia, cuatro calderas de 7 MW cada una que darán calor para el servicio de calefacción y agua caliente sanitaria a través de energía térmica de biomasa a los vecinos a 6.000 viviendas, además de edificios públicos y no residenciales. 

La empresa soriana también cuenta ya con todas las autorizaciones medioambientales necesarias de la consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha; y ya ha obtenido también la licencia de obra del ayuntamiento de Guadalajara. 

El consumo previsto del conjunto de la Red es de 100.000.000 kWh anuales y 25.000 toneladas de astilla al año. Guadalajara reducirá sus emisiones de CO2 a la atmósfera en 15.000 toneladas anuales. El mantenimiento y suministro de la infraestructura supondrá la creación de 60 empleos directos e indirectos y entre 18 y 20 millones de euros de proyecto consolidado. 

Una vez obtenida ya la licencia de obra, la central térmica de biomasa estará en construcción entre nueve y doce meses, y la red de dos años a dos años y medio. 

Se trata de una Red análoga a las que la misma empresa desarrolló en pleno Campus Miguel Delibes de la Universidad de Valladolid que da servicio de calefacción y agua caliente sanitaria mediante biomasa a 24 edificios de la UVa; análoga también a la Red de Calor de Soria, la más larga que tiene Rebi en funcionamiento en la actualidad de estas características en España, y similar también a la planta de Ólvega (Soria) y la de Aranda de Duero (Burgos) en construcción. 

Rebi ha comenzado ya los estudios de los edificios susceptibles de conexión a la Red de Calor que forman parte de una alta concentración de instalaciones centralizadas que utilizan gas y gasóleo como combustible en la ciudad de Guadalajara, y cuya antigüedad está entre los 30 y 40 años. Los edificios previstos alrededor de 6.000 viviendas además Edificios Públicos y No Residenciales, y de Edificios Sumidero. El conjunto social de Guadalajara ha comunicado una respuesta muy positiva ante este proyecto.

Y es que el equipo de Rebi elabora una propuesta adecuada a cada Comunidad de Propietarios según el consumo actual, los técnicos desarrollan reuniones informativas con los vecinos interesados e incluso visitas guiadas a las instalaciones en funcionamiento. Existe un importante ahorro económico en calefacción y agua caliente sanitaria que pueden constatar los clientes que ya utilizan este novedoso sistema energético, basado en una reducción media mínima del 10 por ciento en la factura de la Comunidad, sin derramas para los vecinos, y conexión y obra mínima en la sala de calderas también sin coste. 

Hay que destacar que se pretende contribuir a la disminución de las emisiones de CO2, sustituyendo combustibles fósiles como gasóleo por biomasa, a la vez que nos incorporamos de forma activa a las estrategias europeas de desarrollo sostenible y lucha contra el cambio climático. El cambio de generación energética ha sido aprobado prácticamente  por la totalidad de los participantes sondeados.

Funcionamiento de la central térmica con biomasa

La planta será el punto de almacenamiento de biomasa y centro de producción de energía térmica que posteriormente se distribuirá a través de la red de tubería de acero preaislada hasta llegar a los distintos puntos de consumo. 

El emplazamiento de la Central Térmica que dará origen a la Red de Calor con Biomasa de Guadalajara será la Calle Méjico nº 45, en la zona Industrial al Sur-Oeste del término municipal, lo suficientemente alejada de la zona urbana y a la vez lo suficientemente cerca para poder distribuir calor a todos los edificios que lo deseen. La parcela dispone de un buen acceso para tráfico rodado por la calle Méjico y dispone de una superficie total de 3.833 m2, que no serán ocupados en su totalidad. 

La madera en forma de astilla, almacenada en un silo, se extrae por medio de un conjunto de extractores hidráulicos que depositan el combustible en dos tornillos sinfín. Posteriormente, se lleva la astilla a un depósito intermedio desde el que se alimentan las calderas; éstas regularán el suministro de biomasa según las necesidades de cada momento.

Mediante la combustión en las calderas se genera energía calorífica, que es la que se encarga de calentar el agua a 90 grados centígrados.

Una vez calentada el agua se procede a su distribución. Cada caldera dispone de su circuito primario independiente que se conecta en un colector común. Desde dicho colector se alimenta al depósito de inercia. La salida del depósito se conduce hasta un colector, donde se encuentra la zona de bombeo de la red de distribución. El circuito pasa de esta forma a comunicarse con la red enterrada que discurrirá por las calles de Guadalajara. 

 

Visto 3619 veces