El presidente de la empresa pública, Javier Barrado, ha estimado que los trabajos materiales se pueden prolongar entre mes y medio y dos meses, así como ha recordado que no existe la necesidad, en base a lo obtenido en el diagnóstico global, de que los inquilinos tengan que abandonar sus casas mientras se desarrollan estas labores. El presidente de la empresa pública, Javier Barrado, ha estimado que los trabajos materiales se pueden prolongar entre mes y medio y dos meses, así como ha recordado que no existe la necesidad, en base a lo obtenido en el diagnóstico global, de que los inquilinos tengan que abandonar sus casas mientras se desarrollan estas labores.

La reparación en el edificio de Laguna de Taravilla comenzará en un mes

El presidente de la empresa pública Gestión de Infraestructuras de Castilla-La Mancha (GICAMAN), Javier Barrado, ha avanzado que la actuación en el edificio en la calle Laguna de Taravilla, propiedad de esta empresa pública, dará comienzo en aproximadamente un mes y que los trabajos se prolongarán por un periodo de entre un mes y medio o dos meses.

Barrado ha recordado que esta actuación se va a acometer en base a las conclusiones que se han conocido del diagnóstico global que se ha obtenido y que también indica que no hay necesidad de que los vecinos y vecinas del edificio tengan que abandonar sus casas mientras que se desarrollan las labores.
 
El presidente de la empresa pública ha dado a conocer estos detalles después de reunirse con los inquilinos de estas viviendas el pasado viernes en la Dirección Provincial de Bienestar Social, un encuentro en el que estuvo presente todo el equipo directivo de Gicaman y el director provincial de Fomento de Guadalajara, Julio Calle. A ella asistieron de forma mayoritaria los vecinos y vecinas que fueron convocados, y que son los adjudicatarios de estas viviendas de alquiler, aunque el resto también tiene abierta la comunicación para conocer en las mismas condiciones el contenido que se ofreció en esa reunión.
 
De esta forma, ha continuado Barrado, “damos cumplimiento al compromiso de mantener informados, siempre en primera instancia, a los máximos afectados, algo que venimos haciendo desde el primer día”.
 
Hay que recordar que el pasado 9 de mayo se recibió el diagnóstico integral, que ha elaborado la empresa especializada Cemosa, y que los vecinos y vecinas del edificio de Taravilla también conocieron el mismo día, así como se les dio cita para la reunión que se ha mantenido para informarles de forma más detallada de todos los pormenores y de la hoja de ruta que está por desarrollarse. Del mismo modo, la consejera de Fomento, Agustina García Élez, también puso este hecho en conocimiento del alcalde de Guadalajara ese mismo día, al igual que se le ha remitido la documentación que recoge el diagnóstico.
 
Javier Barrado también ha explicado que la empresa Cemosa resolvió las principales dudas de los inquilinos, así como se les ofrecieron las garantías de que las obras son compatibles “en condiciones de habitabilidad y de seguridad” de las personas.
 
En la reunión se explicaron las actuaciones que se acometerán, con carácter preventivo, para evitar la aparición de patologías estructurales de cara al futuro y para restablecer las existentes. Al igual que ya avanzara la consejera, el presidente de Gicaman ha reiterado que las deficiencias halladas en Laguna de Taravilla “no tienen la misma envergadura” que las que se encontraron el edificio gemelo de Laguna de la Colmada, donde la aparición de grietas hizo necesario su desalojo y posterior reubicación de los vecinos y vecinas del mismo.
 
“Aunque no se han localizado las mismas patologías, se van a realizar las actuaciones necesarias para prevenir su aparición en un futuro en este edificio”, ha manifestado Barrado, mostrando al mismo tiempo “todo nuestro compromiso con los vecinos y vecinas para que puedan realizarse los trabajos cuanto antes y causando los mínimos trastornos mientras tanto”.
 
De los detalles técnicos cabe señalar que entre las actuaciones que se van a desarrollar está la intervención sobre la red de saneamiento del edificio, la eliminación de las humedades del terreno y el asegurar la compacidad del mismo mediante técnicas de inyección de material estable.
 
Edificio de Laguna de la Colmada
 
El presidente de Gicaman ha explicado que en breve plazo se obtendrá también el diagnóstico global del edificio de la calle de Laguna de la Colmada, donde los problemas que se detectaron han sido de mayor magnitud. Una vez se tenga esa documentación se estudiará la hoja de ruta a seguir, así como toda ella será trasladada, del mismo modo que ahora, a los vecinos y vecinas afectadas. “El objetivo, por supuesto, es restablecer cuanto antes las condiciones de habitabilidad del edificio, para que todos ellos puedan volver a sus hogares lo antes posible”, ha dicho.
 
Una vez más, Javier Barrado ha insistido en la transparencia con la que se ha trabajado desde Gicaman en relación con los vecinos, recordando que “desde el minuto uno, se ha mantenido abierta la comunicación para atender las dudas y ofrecer toda la información a los primeros y máximos afectados".

Visto 365 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.