Concentración de apoyo a los cinco encausados a las puertas de los Juzgados de Guadalajara. Concentración de apoyo a los cinco encausados a las puertas de los Juzgados de Guadalajara.

"Los 5 del Buero" no son identificados ante el juez

Con más de hora y media de retraso ha arrancado el juicio de "Los 5 del Buero" (Domingo Alcázar, Miguel Ángel Santos, Nacho Monreal, Juan Ángel Maroto y David Sanz), que hoy son juzgados, acusados de los delitos de lesiones, desórdenes públicos y desacato, tras participar en una protesta contra los recortes en educación en 2011, por lo que se enfrentan a penas que pueden alcanzar los 4 años de cárcel.

Los acusados, que han pasado a declarar en primer lugar, han defendido su inocencia, han dicho que no forzaron ningún cordón policial y que fue una protesta pacífica, negando que hubiera agresiones. Ninguno de los tres policías locales demantes han identificado a los acusados, tan sólo lo ha hecho el intendente jefe de la Policía Local de Guadalajara, Julio Establés, y con uno solo de los encausados, Nacho Monreal, al que reconoce como presente en la protesta y ha señalado que le empujó.

Asimismo, los acusados han explicado que, tras una concentración autorizada en la plaza del Jardinillo por los recortes, se decidió de "forma espontánea y pacífica" ir al Buero donde les habían informado que estaban las autoridades. Que allí no encontraron ninguna oposición ni cordón policial que les impidiera el acceso al teatro, si bien han reconocido que "en el tumulto se produjeron empujones" debido a la gran cantidad de gente, al menos entre 300 y 400 personas, según acusados y testigos, pero han negado que tuvieran intención de agredir a nadie.

Tras la declaración de los acusados, han comparecido cuatro de los once testigos de la acusación.  Asimismo están llamados a testificar 10 personas por parte de la defensa, una de ellas la actual subdelegada del Gobierno en Guadalajara, Araceli Muñoz, cuando se produjeron los hechos y con quienes hablaron durante la protesta varios de los acusados.

Muestras de apoyo a las puertas del Juzgado

Antes de comenzar el jucio, que estaba previsto para las 10:30 horas pero ha retrasado su inicio casi a las 12 de la mañana, más de un centenar de personas entre las que se encontraba representantes políticos como el diputado regional José Luis Escudero (PSOE), David Llorente (Podemos) o el diputado nacional Diego Cañamero (Podemos)  daban su apoyo a los encausados pidiendo su absolución con pancartas y consignas coreadas.

Otras muchas muestras de apoyo se manifestaban a través de las redes sociales, consiguiendo que hacer "trending topic" la etiqueta en Twitter, donde hasta el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a colgado una foto con el cartel de apoyo a los 5 del Buero.

Miguel Ángel Santos en nombre de los acusados -que se enfrentan a una petición de cuatro años de cárcel- ha manifestado a los medios de comunicación que "los ánimos están fuertes" porque se sienten "apoyados por toda la ciudadanía de Guadalajara, por todas las organizaciones y todas las familias", por lo que se han mostrado convencidos de que van a ser absueltos.

No obstante, ha reconocido que están "un poco nerviosos, pero con fuerza y ganas de acabar este atropello y esta infamia" a la que, a su modo de ver, están siendo sometidos tras más de cinco años y medio desde que ocurrieron los hechos, lo que se "ha dejado notar a nivel personal y psicológico", ha reconocido.

Los ahora encausados protestaron junto con otras 400 personas más durante el pregón de las Ferias de Guadalajara en septiembre de 2011 en el Teatro Auditorio Buero Vallejo de la capital alcarreña, tras conocerse el despido de 600 profesores en la región.

Los hechos ocurrieron el 7 de septiembre de 2011, cuando tras una concentración en protesta por los recortes en la escuela pública organizada por la Asamblea de Interinos Docentes de Castilla-La Mancha, varias decenas de participantes se trasladaron hasta el Teatro Auditorio Buero Vallejo, donde irrumpieron en pleno pregón de fiestas y, tras momentos de tensión con autoridades y policía, fueron desalojados.

En dicho acto también se produjeron otras protestas de policías locales y bomberos, cuyos silbidos interrumpieron momentáneamente dicho pregón, si bien cesaron antes de los hechos que hoy se juzgan.

Tras estos hechos, se identificó a las cinco personas que hoy son juzgadas como los autores o instigadores de este acto y se inició un proceso de instrucción tras la denuncia de cuatro policías locales por lesiones sufridas durante los hechos, además de por desorden público y presunto atentado continuado contra la autoridad.

A pesar de la petición sostenida de sobreseimiento de la causa por parte de la Fiscalía, el juzgado número 3 de Guadalajara estimó abrir juicio oral tras la fase de instrucción.

Visto para sentencia

Tras la celebración del juicio la causa ha quedado vista para sentencia que se hará publica en el plazo aproximado de un mes. La acusación mantiene la petición de cuatro años de cárcel para cada uno de los encausados y multas de hasta 7.000 euros, mientras que la Fiscalía pide la absolución.

Visto 1891 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.