Ante la elevada y mantenida ocupación de la UCI, se trabaja para adecuar la sala de espera del área de Cirugía Mayor Ambulatoria, dotándola de las instalaciones que permitan habilitar puestos para pacientes que precisan cuidados intensivos. Ante la elevada y mantenida ocupación de la UCI, se trabaja para adecuar la sala de espera del área de Cirugía Mayor Ambulatoria, dotándola de las instalaciones que permitan habilitar puestos para pacientes que precisan cuidados intensivos.

Nueva ampliación de otros cuatro puestos UCI en el Hospital de Guadalajara

El Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), mejora su capacidad para atender a pacientes críticos con la adaptación de una zona que podrá contar con cuatro camas ubicadas en el área quirúrgica de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA). Con esta nueva ampliación ya serán 42 los puestos UCIs disponibles, donde ahora mismo hay ingresados 18 pacientes covid-19.

De hecho desde el Hospital de Guadalajara se reconoce esta elevada ocupación de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital en los últimos tiempos, una ocupación que, de manera sostenida, duplica desde hace meses la capacidad habitual de la UCI y que con esto se pretende mejorar la capacidad de respuesta del centro hospitalario para la atención a pacientes críticos y a la vez minimizar su impacto sobre la actividad quirúrgica. 

Conviene recordar que la UCI del Hospital Universitario de Guadalajara cuenta, en las instalaciones de la UCI propiamente dicha, con 10 puestos ampliables hasta 14. Durante el pico de la pandemia llegó a atender hasta 40 pacientes, para lo que hubo que ocupar espacios del área quirúrgica e incluso el paritorio, que se trasladó entonces, junto al servicio de Ginecología y Obstetricia y Pediatría, a la clínica La Antigua.

Pasado el pico de la pandemia la presión en la UCI ha seguido siendo muy elevada, de manera que en los últimos meses se ronda o supera de manera sostenida la veintena de pacientes críticos, entre los ingresados por Covid-19 y los atendidos por otras patologías.

Con esta actuación aumenta la capacidad de la UCI y lo hace en un área contigua a la propia UCI, lo que facilita su operatividad y la gestión de los recursos humanos.

Ingresos más prolongados

El gerente del Área Integrada de Guadalajara, Antonio Sanz Villaverde, señala que “el tiempo de estancia media de los pacientes críticos se ha incrementado notablemente respecto a meses atrás”, debido fundamentalmente a que se ha reducido la edad de las personas que ingresan por coronavirus. 

En los meses de marzo y abril de 2020, el 65 por ciento de los pacientes ingresados en la UCI del Hospital de Guadalajara tenía más de 70 años. En los mismos meses del presente año 2021, el porcentaje de pacientes críticos mayores de 70 años se ha reducido al 36,8 por ciento. El hecho de que sean pacientes más jóvenes implica un mejor pronóstico y, a la vez, conlleva ingresos más prolongados. En concreto, en marzo y abril de 2020 el tiempo de estancia media en la UCI era de 14 días frente a los 19 días en el mismo periodo del presente año.

Por todo ello, a lo largo de estos meses se ha trabajado en el Hospital para adecuar las instalaciones de manera que se pueda compatibilizar la atención a patología Covid y no Covid. 

Entre otras actuaciones, se realizaron trabajos de sectorización en plantas de hospitalización, y también en el paritorio para la atención a partos en los que la madre sea positivo en Covid. 

Asimismo, se adecuaron Rehabilitación y la Unidad de Día de Geriatría para poder reconvertirlas en zonas de hospitalización convencional en caso de necesidad, así como Cirugía Mayor Ambulatoria y Digestivo, a las que se suma ahora la sala de espera de CMA, para dotarlas de los elementos necesarios para poder instalar puestos para pacientes críticos.

En definitiva, subraya el gerente, “a lo largo de todo este tiempo hemos trabajado para adaptar este hospital, antiguo, a las circunstancias impuestas por la pandemia para poder dar la mejor respuesta en caso de un previsible aumento de los ingresos”.

Finalmente, ha insistido en la necesidad de seguir siendo prudentes. La vacunación avanza y ha demostrado ser la clave en la lucha contra la pandemia, “algo que vemos en el hecho de que ahora ingresan muchas menos personas mayores por Covid, dado que ya han sido vacunadas”, si bien recuerda que “la mejoría de los datos no nos debe llevar a un excesivo optimismo y a una relajación de la cautela”.

Visto 545 veces