El Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara de ayer se celebró de manera telemática. El Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara de ayer se celebró de manera telemática.

Rechazada la reclamación del PP a las ordenanzas fiscales, ya aprobadas

El Grupo Popular presentó una reclamación al proyecto de ordenanzas fiscales que fue debatido ayer en el Pleno, pero la mayoría PSOE junto a Cs la ha rechazado.

Desde el PP coonsideran que el alcalde socialista de Guadalajara, Alberto Rojo, "ha culminado su proyecto de subida de impuestos con la aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales para 2021. Esto significa que determinados sectores de la ciudad van a notar una exponencial subida del IBI, tal y como ha quedado acreditado en el pleno y con el informe de la Oficina Tributaria que constata que sectores como el industrial, comercial, oficinas y hostelería sufrirán incremento en más de 1,8 millones de euros".

Este proyecto de ordenanzas fiscales, “aprobado además sin que consten los documentos necesarios para su aprobación”, es para el Grupo Popular “injusto, y más en los momentos que vivimos”. Por ello, los concejales presentaron una reclamación con argumentos que no han sido desmentidos por los técnicos municipales y alegando también que “no consta el informe de la oficina de reclamaciones, lo que supone un incumplimiento de la Ley 7/1985 de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, en concreto de su artículo 13, y del propio reglamento orgánico de funcionamiento del pleno”.

“Es la primera vez en la historia de la democracia que un alcalde, en este caso el Sr. Rojo, se salta a la torera las leyes aplicables e impone su mayoría absoluta sin contar con los informes oportunos”, ha lamentado el portavoz del Grupo Popular Jaime Carnicero incidiendo en que “Rojo impone su subida de impuestos y su gobierno a la ley y al régimen jurídico aplicable”. “Tenemos un alcalde que se salta la ley para castigar con subida de impuestos a la ciudad de Guadalajara, y alguien que hace algo así no se merece ser alcalde”, ha añadido.

Este proyecto ha sido aprobado por PSOE y Ciudadanos con el apoyo de Aike, mientras que Podemos y Vox se han abstenido y el Grupo Popular ha mantenido su voto en contra.

Además, respecto a la ordenanza de publicidad en el expediente aprobado “ha quedado demostrado que ningún funcionario, aún siendo obligatorio, ha fijado las cantidades que va a percibir el Ayuntamiento por la creación de este nuevo impuesto que ha decidido crear el gobierno de Rojo, y que es solo la voluntad de Rojo la que ha llevado a castigar a las pymes, autónomos y taxistas con más de 180.000 euros”, ha informado Carnicero instando desde el Grupo Popular a que el Grupo Ciudadanos “deje ya de ser un mero compañero de gobierno sumiso, sin opinión ni decisión y reclame al PSOE que, al menos, ya que quiere subir los impuestos que cumpla con la ley aplicable”.

Visto 373 veces