El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha visitado en Guadalajara la sede del GEO de la Policía Nacional acompañado del ministro del interior y el presidente de Castilla-La Mancha, entre otras autoridades y cargos policiales El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha visitado en Guadalajara la sede del GEO de la Policía Nacional acompañado del ministro del interior y el presidente de Castilla-La Mancha, entre otras autoridades y cargos policiales

Sánchez destaca la unidad de Europa ante la invasión de Ucrania y el orgullo por los GEO

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha visitado hoy la sede del Grupo Especial de Operaciones (GEO), en Guadalajara, donde ha puesto en valor la unidad en el seno de la comunidad internacional, de Europa y de España frente al ataque de Rusia a Ucrania, y ha instado a Putin a que ponga fin a una invasión injusta e injustificada y a respetar la integridad territorial de Ucrania y el orden internacional.

“El mensaje más rotundo que podemos enviar la comunidad internacional y, en particular, Europa a Putin, a la potencia agresora, es la unidad” para hacer frente a un régimen que es antagonista con los valores y principios que representa la UE. El jefe del Ejecutivo agradeció, además, la unidad que se vivió ayer en el Congreso, porque “es fundamental que todos los partidos políticos estén detrás del gobierno de España y unidos al resto de estados miembros de la UE”.

Asimismo, Sánchez ha subrayado que, en las sociedades democráticas, como es la nuestra, “no hay una disyuntiva entre seguridad y libertad. Sin seguridad no hay libertad”, remarcó.

Durante su intervención, el presidente ha reconocido el trabajo “fundamental” del GEO, la unidad de élite de la Policía Nacional, “que sin duda alguna trasciende las fronteras” y ha felicitado a sus integrantes por la reciente operación en la que consiguieron evacuar a 150 ciudadanos españoles de Ucrania. Además, ha mantenido una videoconferencia con efectivos que actualmente se encuentran en la frontera entre Ucrania y Polonia, a los que ha felicitado por el operativo que desplegaron el pasado agosto en Kabul.

 En su visita, el jefe del Ejecutivo ha estado acompañado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y ha reafirmado su compromiso para mantener la excelencia del GEO, ejemplo de la apuesta decidida del Gobierno por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El presidente del Gobierno ha expresado el orgullo de España por tener cuerpos de élite policiales como los GEO que garantizan la seguridad, un valor que ha dicho que está asociado al de libertad.

"Sin seguridad no hay libertad, y por eso es fundamental el trabajo que hace esta unidad", ha añadido antes de reiterar el compromiso del Gobierno con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Algo que cree se demuestra, por ejemplo, con el aumento de la oferta pública de empleo para esos cuerpos y con mejorar las instalaciones en las que trabajan

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado que España está actuando de forma "muy inteligente" ante el conflicto en Ucrania.

"Estar contra la guerra es parar a los invasores", ha subrayado García-Page.

Sánchez ha asistido junto a él a varios ejercicios de exhibición de los GEO consistentes en el rescate de rehenes en diversos supuestos.

Previamente, el presidente del Gobierno se ha reunido junto al resto de autoridades con los efectivos de los GEO que han participado en la evacuación de los españoles de Ucrania, algunos de ellos presentes físicamente en el encuentro y otros que han participado por videoconferencia desde Polonia.

Nueve de esos efectivos junto a tres miembros de los Equipos Sierra de la Policía Nacional pusieron en marcha la Operación Prusia en la que, tras asegurar físicamente el edificio de la embajada de España e Kiev, escoltaron y proporcionaron seguridad a los dos convoyes que entre el 24 y 25 de febrero trasladaron a un total de 150 ciudadanos españoles hasta Polonia.

Una operación en la que estuvieron apoyados por otros 18 miembros del GEO en la frontera entre Ucrania y Polonia y que actuaron en coordinación con las autoridades consulares y del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Durante el traslado hasta la frontera, que duró 60 horas en el caso del primer convoy, los miembros de la Policía Nacional también velaron por los suministros de alimentos, sanitarios y de combustible para los ciudadanos e hicieron uso de sus capacidades de información para elegir las rutas más rápidas y sortear posibles obstáculos. 

Visto 531 veces