Rafael Esteban valora la finalización de las obras del Hospital y recuerda la paralización de las obras e intentos de privatización del PP. Rafael Esteban valora la finalización de las obras del Hospital y recuerda la paralización de las obras e intentos de privatización del PP.

“Si hubiéramos tenido este Hospital hace 4 años las consecuencias de la pandemia serían distintas”

Ayer el SESCAM anunciaba la recepción parcial de las obras de la ampliación del Hospital Universitario de Guadalajara, a falta de poder realizar la conexión entre el nuevo edificio y el antiguo, una vez sea trasladado el servicio de urgencias y los quirófanos a la nueva instalación. Una noticia muy esperada para toda la provincia de Guadalajara después de una década en la que su construcción ha sufrido paralizaciones, reanudaciones parciales, escollos legales, indemnizaciones a las empresas constructoras, nuevas adjudicaciones y, finalmente, la ejecución competa de la obra bajo la gestión del gobierno socialista de Emiliano García-Page como presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. 

El senador por Guadalajara y secretario de organización del PSOE provincial, Rafael Esteban, ha realizado hoy una valoración de esta noticia junto al propio Hospital, en presencia de los medios de comunicación, ante los que ha hecho un repaso de la cronología de los enormes problemas que ha sufrido la construcción de este edificio, que ha supuesto un desembolso final que ronda los 120 millones de euros. Esteban ha recordado que fue el gobierno socialista de Barreda quien en 2009 hizo el proyecto, licitó e inició las obras de esta necesaria ampliación del Hospital, toda vez que la provincia de Guadalajara cuenta ya con el doble de población de la que tenía cuando se construyó el actual hospital, en 1982. El 22 de julio de 2011, ni un mes después de que el PP llegara al Gobierno regional, Mª Dolores de Cospedal paralizaba las obras.

“Antes de acabar ese mismo año, atosigada por las críticas de la paralización, Cospedal dijo que solo se reanudarían las obras si se buscaba una fórmula de privatización de los servicios del hospital” ha recordado Esteban, para quien esto respondía a una clara estrategia del PP “primero paralizamos las obras y luego decimos que solo es posible seguir si se privatiza, todo amparado en la crisis y el manta de la herencia recibida”, algo que para él diferencia a populares y socialistas, “bendita herencia recibieron, que no supieron aprovechar”, a diferencia del Gobierno de Page, que ha sido capaz de concluir las obras. 

No obstante, el recuerdo de lo sucedido no solo incumbe a Cospedal, sino que también afecta muy directamente a los guadalajareños José Ignacio Echániz y Antonio Román, ambos médicos de formación, uno diputado y el otro senador del PP por esta provincia, que “ya en 2013 dijeron que esto era un mastodonte, que la ampliación del hospital estaba sobredimensionada a las necesidades de la provincia de Guadalajara. Por suerte, nadie les escuchó”, ha aseverado Esteban, a la vez que enfatizaba que “ahora el nuevo Hospital es una realidad que dentro de poco veremos funcionando”. 

Para que esto sea posible, Esteban ha recordado que el Gobierno de Page “ha tenido que pagar más de 5 millones de euros en indemnizaciones a las empresas por la paralización de las obras, buscar los fondos para poder ejecutar el proyecto, volver a licitarlo y poner en marcha de nuevo toda la maquinaria tras más de cinco años de paralización de las obras”, ya que la actuación en el nuevo aparcamiento se ejecutó separadamente del proyecto global “y también tuvo que sufrir los escollos que puso el Ayuntamiento de Antonio Román para que se pudiera poner en funcionamiento un servicio que era tremendamente necesario”. 

Para finalizar, Esteban ha remarcado que el objetivo de los socialistas es “dignificar la política, que debe hacernos pensar y trabajar por quienes necesitan que se resuelvan sus problemas, y así tratamos de trabajar en el PSOE en esta comunidad autónoma y esta ciudad, mientras hemos tenido posibilidades de gobernar, y así hemos tratado de superar los escollos que nos ha puesto en el camino el PP. Ahora podemos sentirnos orgullosos de que una infraestructura tan necesaria como es la ampliación del Hospital de Guadalajara sea una realidad”. 

Una realidad que podía haber llegado mucho antes y que “si lo hubiéramos tenido hace cuatro años, esos cuatro que el PP mantuvo la obra paralizada, seguro que durante esta pandemia que hemos sufrido las consecuencias hubieran sido bien distintas”, ha remarcado Esteban, quién, a preguntas de los periodistas ha dejado la evaluación de las responsabilidades en manos de la ciudadanía, “hay políticos que se centran en servir, en trabajar por las necesidades de la gente y en pensar que una infraestructura como esta es necesaria. Quienes no la vieron necesaria la paralizaron y no soy yo quién dirimirá las responsabilidades, será la ciudadanía la quien evalúe de quién son”.

Visto 715 veces