El Servicio de Psiquiatría pone a disposición de pacientes, familiares y trabajadores un servicio de apoyo para la gestión emocional de las situaciones derivadas de la presente crisis sanitaria, tanto enfermedad como el duelo por la pérdida de un ser querido o el estrés relacionado con la asistencia a enfermos. El Servicio de Psiquiatría pone a disposición de pacientes, familiares y trabajadores un servicio de apoyo para la gestión emocional de las situaciones derivadas de la presente crisis sanitaria, tanto enfermedad como el duelo por la pérdida de un ser querido o el estrés relacionado con la asistencia a enfermos.

Soporte emocional a familiares, pacientes y profesionales en el Área Integrada de Guadalajara

La Gerencia del Área Integrada de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha puesto en marcha a través del Servicio de Psiquiatría un programa de soporte emocional para atender las dificultades que pueden surgir en el manejo emocional de situaciones relacionadas con la actual crisis sanitaria.

La Dirección Médica de la GAI de Guadalajara, tras tomar conciencia del impacto psicológico de esta crisis sanitaria valoró la necesidad de crear intervenciones específicas, lo cual trasladó a la Jefatura de Servicio de Psiquiatría.  

Este servicio ha estructurado tres canales para atender las necesidades de soporte emocional: el primero para las personas ingresadas  que están padeciendo la infección por Covid-19, el segundo para los  profesionales implicados en la atención a estos pacientes y un tercero para los familiares de las personas fallecidas por esta patología. En este último caso, el objetivo es facilitar el proceso del duelo en las actuales circunstancias, especialmente duras, en las que al dolor por la pérdida se le suma no haber podido acompañar, despedir o velar a la persona fallecida.

Como señala el jefe del servicio de Psiquiatría del Área de Guadalajara, David Huertas Sánchez, se trata de dar una atención a personas que en principio “no presentan una patología mental previa sino que se ven en esta situación para la que no estamos preparados”. 

Los profesionales sanitarios, a la hora de comunicar un fallecimiento, pueden detectar la necesidad de apoyo a los familiares y ofrecerles esta atención de soporte emocional. Dicha prestación está coordinada por la psicóloga clínica Elena Vázquez Ramo, que gestiona las peticiones que llegan por parte de los familiares que han perdido a un ser querido y hace un filtrado y valoración previa de los casos. 

Éstos son atendidos por equipos integrados por tres psicólogos clínicos que se van turnando en esta función de soporte emocional. El servicio se prestará fundamentalmente por vía telefónica por cuestiones de seguridad.

Por otra parte, a propuesta del servicio de Medicina Interna se está ofreciendo también atención a pacientes ingresados con el fin de que mantengan en la medida de lo posible una actitud positiva y resiliente que propicie una mejor recuperación. De este modo, los sanitarios trasladan la necesidad de apoyo emocional a pacientes ingresados en proceso de recuperación, una iniciativa en la que participan profesionales de distintos servicios liderados por la anatomopatóloga Yuri Rodrigues Figueira, y también bajo la coordinación de Elena Vázquez.

Finalmente, otro equipo de Psicología Clínica coordinado por Ana Martínez Herranz y ubicado en el IEN atiende las peticiones de soporte emocional de los profesionales sanitarios que lo precisen dada su exposición a estrés elevado y continuado. Dicha atención se presta desde el servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

Recomendaciones para confinamiento, duelo y recuperación

El doctor David Huertas apunta tres recomendaciones sencillas “que nadie hace pero que resultan de gran utilidad en estos momentos de confinamiento, de incertidumbre o de pérdida”. 

Por un lado, recomienda estructurar el tiempo y crear una rutina, “levantarnos a una hora concreta, realizar ejercicio físico, desayunar y abordar pequeños objetivos” tratando de ocupar con actividades nuestro día a día, “desde algún arreglo doméstico a la práctica de aficiones o pequeñas tareas que nos pongamos como objetivo diario”.

También es importante el autocuidado, atendiendo la higiene personal, el lavado frecuente de manos, una dieta equilibrada rica en fruta y verdura, horario regular para el descanso nocturno y la práctica de ejercicio físico dentro de las limitaciones que supone estar en casa. “El ejercicio tiene efecto ansiolítico, además de prevenir lesiones articulares y cardiovasculares derivadas del sedentarismo”, señala.

Por último, destaca la importancia de mantenernos comunicados con otras personas, aunque ahora sólo pueda ser por vía telemática. “Los humanos necesitamos compartir y ventilar nuestras emociones, ahora muchas veces de angustia, rabia o miedo”, subraya, y “aunque en estos momentos resulte difícil, hay que tratar de mantener la comunicación con amigos, familiares y con nuestras redes de apoyo evitando el aislamiento” así como “evitar el consumo excesivo de información sobre el Covid-19”. 

En el caso de quienes empiezan a superar la enfermedad el consejo es “mantener la confianza en que lo van a conseguir, pues esa confianza ayuda a que el sistema inmune no decaiga”.

Para quienes afrontan el duelo por la pérdida de un ser querido, “vamos a tratar de estar a su lado para minimizar secuelas e impedir que abandonen su autocuidado”. “Es normal sentirse mal en estas circunstancias y hay que apoyarse en la comunicación con los otros”, concluye. 

Visto 1902 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.