La recolección del espárrago verde en Guadalajara ha arrancado ya con una "importantísima" falta de mano de obra causada por el COVID-19, situación que hace prever que este año la producción se pueda ver afectada hasta en un 50% ya que algunos productores han tenido que renunciar ya a recoger alguna de sus parcelas por no tener gente que la trabaje.