Casi toda Guadalajara se echó a la calle para festejar a la patrona y el recorrido de la procesión de la Virgen de la Antigua aparecía ayer abarrotado de público en todos sus tramos, con auténtica muchedumbre incluso mayor que los últimos años entorno al santuario, donde tras dos horas de procesión, se realizó la ofrenda y la quema de la hoguera.

Publicado en Local