Un pregonero ganchero dio la bienvenida al Carnaval en Guadalajara

Un pregonero ganchero dio la bienvenida al Carnaval en Guadalajara

Botargas, mascaritas, vaquillones y demás personajes de la fiesta más tradicional del Carnaval, llegados desde una treintena de pueblos de Guadalajara, acompañaron en la tarde del viernes el pregón del Carnaval 2022 de Guadalajara, que este año estaba protagonizados por otra tradición, la que reviven los gancheros del Alto Tajo, con Hermenegildo Herranz tras la máscara del pregonero.

Había ganas de Carnaval y cientos de personas acompañaron este colorido desfile, desde el Fuerte de San Francisco hasta la plaza Mayor, al ritmo de cencerros, cascabeles y carracas de las propias botargas, y también con la música de los dulzaineros. El grupo de mascarones de Guadalajara, que es organizador de este evento,  y las cuatro botargas de la capital habrían una comitiva de lo más variopinta, donde este año se sumaba una nueva botarga, la de Cabanillas y participaba como invitada una botarga madrileña.

Ya en la Plaza Mayor la botargas fueron presentadas una a una, subiendo al escenario, con alguna caída por resbalón, al encontrarse la rampa encharcada, que afortunadamente no tuvo graves consecuencias.

Y allí estaban entre otros, las botargas de Alarilla, Albalate, Humanes, Mohernando, Hita, los vaquillones de Robledillo de Mohernando, de Villares de Jadraque , las vaquillas y mascarillas de Salmerón, los diablos de Luzón, la botarga y danzantes de Utande, que además, interpretaron su paloteo, con varios palos rotos de las ganas que ponían.

Tras las botargas llegó el turno para el pregonero, que aún cubierto con la máscara ya daba pistas de du identidad, aunque la mejor era la de los gancheros sobre el escenario acompañando. Y en representación de estos gancheros del Alto Tajo, Hermenegildo Herranz daba la bienvenida al Carnaval al tiempo que celebraba el reconocimiento para las bortargas como bien de interés Cultural y felicitaba a todos los que mantienen vivas estas tradiciones.

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo entregó al pregonero su distintivo, al tiempo que reconocía con una placa a la nueva botarga de Cabanillas y a la botarga invitada madrileña.

Tras el pregón, se cantó el aliguí y las botargas de Guadalajara jugaron con las autoridades a ver quien era capaz de cazar el higo con la boca y después de nuevo las botargas se lanzaron a desfilar por las calles de Guadalajara con sus cachiporras y cencerros.

Aquí GALERÍA COMPLETA DE FOTOS

 

Visto 595 veces