Presentación del XVIII Concurso Provincial de Albañilería. Presentación del XVIII Concurso Provincial de Albañilería.

Una fuente, también para mascotas, en el XVIII Concurso Provincial de Albañilería

El Concurso Provincial de Albañilería cumple su mayoría de edad, como bien lo ha recordado Jorge Riendas, presidente del Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación, en la presentación de esta nueva edición del concurso que tendrá lugar este sábado 10 de septiembre en el parque de La Concordia. Un concurso que, sin ser de los más longevos de España, sí es de los más antiguos, ya que empezó a celebrarse en los años ochenta, aunque luego tuvo un largo parón. A la presentación ha acudido Paco Úbeda, concejal delegado de Medio Ambiente y Mantenimiento de Edificios Municipales y Vías Públicas,  Javier Solano, miembro de la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción y Judith Bueno, la ganadora del concurso cuyo diseño será el reto que este año deberán realizar las cuadrillas concursantes.

Si el año pasado fue un banco el elemento a construir, en esta ocasión las ocho parejas de concursantes deberán esforzarse y demostrar su buen hacer y su habilidad en diferentes técnicas de albañilería para construir la fuente nada convencional que ha propuesto Judith Bueno: una fuente cuya estructura principal tiene la forma de una “G” de Guadalajara y que podrá ser utilizada tanto por los ciudadanos como por sus mascotas, ya que el agua que cae del chorro principal se recoge en una cascada que acaba en un bebedero a nivel del suelo.

La fuente, que ha sido la seleccionada en el concurso que todos los años realiza el Colegio de Arquitectos de cara al concurso de albañilería, será elaborada con diversos materiales y permitirá al jurado valorar la aplicación técnica de distintas técnicas constructivas: dos hileras de ladrillo visto para dar forma a la G y una parte interior de ladrillo tosco, enfoscado con mortero blanco, a la que se añadirán azulejos de color gris, la grifería y el bebedero de acero inoxidable y una base de hormigón y más azulejo.

La convocatoria de este ya tradicional evento es “como una mesa que descansa sobre cuatro patas: el Ayuntamiento, el Colegio de Arquitectos, el Colegio de Aparejadores y la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción”, como bien ha señalado Javier Solano, quien ha agradecido también el apoyo incondicional de las múltiples empresas que colaboran y patrocinan el evento: Azulejos Brihuega, el libro “Precio de Centro” del Colegio de Aparejadores, Aluminios Alcarreños-La Villa de la Luz, Asycar, Danosa, Edíaz Gestión, Fundación Laboral de la Construcción, Guadalagua, Grupo Puma, Henche García, Intergest 2006, Palau Cerámicas y Proist.

Los motivos por los que celebra un concurso de albañilería son varios, pero el primero, para Solano, es que supone un “homenaje a los albañiles y una reivindicación de su experiencia” y de ese trabajo diario que realizan y que, en un momento en que cada vez se tecnifica más la construcción con la implantación de numerosas tecnologías “tenemos que constatar que hay unos trabajos básicos que son absolutamente necesarios”. Sin embargo, no podemos obviar que el Concurso provincial de Albañilería es, además, un punto de encuentro que consigue llenar La Concordia de aficionados, curiosos, familias… guadalajareños que disfrutan aprendiendo, observando cómo se organizan las cuadrillas, comentando las técnicas e incluso haciendo sus pequeñas porras para ver qué pareja de albañiles se hace con la Paleta de Oro.

Sin duda el premio es un aliciente para participar en este ya clásico concurso en el que cada septiembre participan 8 parejas de albañiles que son elegidos por sorteo de entre todos los inscritos a la prueba. No obstante, las parejas no elegidas quedan en la reserva y se agradece su disponibilidad al principio de la prueba, por si hubiera alguna baja, con 60€. Por otro lado, la organización reconoce la participación de cada pareja participante con 100€ por el hecho de realizar la prueba, pero los premios gordos son, sin duda, las tres paletas: la Paleta de Oro, premiada con 900€ a cargo de Azulejos Brihuega; la Paleta de Plata, con una cuantía de 600€ a cargo del libro “Precio de Centro” del Colegio de Aparejadores y, por último, la Paleta de Bronce, premiada con 300€ a cargo de Aluminios Alcarreños- Villa de la Luz.

Las inscripciones al concurso están abiertas hasta el miércoles 7 y la organización del evento anima a los interesados a participar y demostrar sus dotes y su técnica delante de los alcarreños que acudan a disfrutar del espectáculo de la construcción y, por supuesto, del jurado, que tendrá presentes cuestiones como la planificación, la limpieza, el ajuste a las dimensiones del diseño, la seguridad…etc.
Finalmente, Paco Úbeda, ha querido manifestar su agradecimiento a los participantes y a la organización y destaca sobre todo el diseño de los elementos, que siempre son de gran funcionalidad para la ciudad, como se ha demostrado con esta fuente tan original.

Visto 888 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.