Fotografías realizadas por el PSOE sobre las deficiencias de la piscina municipal. Fotografías realizadas por el PSOE sobre las deficiencias de la piscina municipal.

Vallas oxidadas, animales muertos y mucha suciedad en la piscina municipal

La piscina municipal de verano de San Roque abre cada día sus puertas con una interminable lista de deficiencias que suponen importantes riesgos para la seguridad de los usuarios y trabajadores de la instalación: excrementos de gato en las praderas de césped, pintura descascarillada en el borde de la piscina infantil, vallas oxidadas, vegetación seca, algas en el vaso recreativo popularmente conocido como “piscina L”, suciedad en mesas y sillas del merendero cuyo techado de malla está completamente destrozado, falta de papel en los aseos, instalaciones vandalizadas, robos a los usuarios y en la caja de la propia instalación…

Son las quejas recogidas por el PSOE  de numerosos usuarios y de los trabajadores de la piscina, que según el portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez, "prueban con imágenes el desastre de gestión pública que están realizando Román y su equipo en esta instalación pública”, llamando la atención especialmente sobre el peligro y la falta de servicios “provocados por la escasa voluntad del alcalde para conservar en buen estado la piscina más emblemática de la ciudad”.

Jiménez ha destacado como mayor exponente del abandono de Román a la piscina de San Roque la situación del bar cafetería, que lleva cerrado tres años y no se ha sacado a concurso su explotación, después de que la anterior adjudicataria dejase una deuda de 200.000 euros tras estar ocho años sin pagar el canon municipal.

El portavoz socialista ha mostrado imágenes del bar cafetería, completamente vandalizado y del que se ha sustraído todo el mobiliario y materiales que eran de propiedad municipal, pero en el que quedan apiladas cinco bombonas de butano junto a montones de manteles, lo que “representa un grave peligro”, ha advertido. Además, hay animales muertos a escasos 10 metros de la zona de baño de la piscina popularmente conocida como la “L”.

Por otra parte, a la falta de ese servicio de hostelería durante los últimos tres años se añade que también el quiosco de helados que hay en el recinto de la piscina está cerrado, con lo que “los usuarios de la instalación no pueden consumir ni un bocadillo, ni un refresco, ni un helado, algo que no ocurre ni en la piscina pública más humilde de la provincia”, ha subrayado Jiménez.

Daniel Jiménez ha llamado también la atención sobre el hecho de que la piscina de San Roque no tiene ni una sola grúa para facilitar que personas discapacitadas en silla de ruedas puedan bañarse. “Somos la única capital de provincia de España con una piscina pública que no permite el baño de una persona en silla de ruedas, porque no hay ni una sola grúa en toda la instalación”, ha remarcado, advirtiendo que “no contar con esta instalación y dejar la posibilidad de que una persona en silla de ruedas se bañe ayudada por los socorristas, que no están para eso, o por otros usuarios es una temeridad”.

Reducción de la plantilla del Patronato Deportivo Municipal

Tras exponer las múltiples deficiencias que sufren los usuarios y trabajadores de la piscina de San Roque, Daniel Jiménez, ha achacado el origen de la situación a la falta de inversiones en esta instalación municipal durante el mandato de Román –únicamente se han invertido 200.000 euros del Plan Zapatero durante los últimos nueve años- y, especialmente, a la falta de trabajadores en el Patronato Deportivo Municipal.

El portavoz municipal del PSOE ha explicado que el Patronato Deportivo Municipal ha pasado de tener un centenar de trabajadores hace 12 años a contar con unos 70 en la actualidad, pese a haber aumentado el número de instalaciones deportivas. Esta situación provoca que en la piscina de verano de San Roque, que debería tener cuatro operarios y un encargado en turno de mañana y otros tantos en turno de tarde, “algún día se ha quedado solamente el taquillero para atender toda la instalación y lo habitual es que únicamente haya dos operarios por turno o tres a lo sumo”, ha subrayado.

Daniel Jiménez ha elogiado la labor de los trabajadores del Patronato Deportivo Municipal, “que demasiado hacen siendo tan pocos”, y ha denunciado que “el equipo de Gobierno se comprometió en mayo a incrementar la plantilla y, a día de hoy, en agosto, no ha cumplido ni ha movido un dedo para hacerlo”.

Según ha explicado, el compromiso adquirido en mayo por el concejal de Deportes consistía en convocar por concurso oposición cuatro plazas de oficiales y a convertir tres plazas de operario a jornada parcial de 14 horas semanales en tres plazas de operario a jornada completa, pero “no ha hecho absolutamente nada y esto lleva a la conclusión de que el equipo de Gobierno no tiene ningún interés en que funcione bien esta instalación municipal”.

Galería gráfica piscina municipal

Visto 3842 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.