Henares Agrocomposta ha reciclado ya 10 toneladas de residuos orgánicos

Henares Agrocomposta ha reciclado ya 10 toneladas de residuos orgánicos

Henares Agrocomposta, la primera experiencia de recogida selectiva de residuos orgánicos que puso en marcha la pasada primavera la Mancomunidad Vega del Henares (MVH) para su posterior reciclado como fertilizante agrícola, ha reciclado ya 10 toneladas de residuos y ha sumado nuevos participantes al proyecto.



Financiado desde la MVH, con el asesoramiento técnico de la asociación madrileña Economías BioRegionales y el apoyo logístico de Afaus Pro Salud Mental, en el mes de abril comenzaron a recogerse los primeros contenedores de materia orgánica procedente de los comedores escolares de seis colegios de cuatro municipios de la Mancomunidad.

Concretamente, tres de Azuqueca ('La Paz', 'Maestra Plácida' y 'La Espiga'); el colegio 'Los Olivos' de Cabanillas; el 'Cristo de la Esperanza', de Marchamalo, y el 'Virgen de la Granja', de Yunquera de Henares.

Desde entonces y hasta el verano, todo lo recogido por Afaus se entregó a un agricultor ecológico de Galápagos, que ya ha transformado todo eso que era basura en compost de alta calidad para abonar sus cultivos, gracias también a una importante aportación de restos de poda de la empresa que gestiona el tratamiento de estos residuos en la MVH, ha informado en una nota la mancomunidad.

Además, a partir del mes de septiembre se han sumado al proyecto nuevos participantes que lo están haciendo crecer.

Así, Afaus, además de recoger la basura orgánica, también ha empezado a agrocompostarla en una finca de Cabanillas, donde está desarrollando su propio proyecto de inclusión social con huerta ecológica.

Por otro, los colegios participantes son ya 7, tras sumarse al proyecto el CEIP 'Parque Vallejo' de Alovera y dos de los que lo iniciaron en primavera ahora también fabrican su propio compost en sus jardines gracias a las composteras cedidas por la MVH.

Y se han incorporado también otras entidades, como una cervecera de Quer o una residencia de mayores de Azuqueca.

Incluso en Fontanar, en cuyo colegio ya se separaban los residuos orgánicos para corrales y huertas, se han animado a instalar cuatro contenedores en lugares estratégicos para que empiecen a participar los vecinos de forma voluntaria y supervisada.

El proyecto, además de aplicar en la práctica toda la teoría del sistema del agrocompostaje como método de aprovechamiento de todos los residuos orgánicos que no nos comemos y hasta ahora iban al vertedero, también incorpora una faceta formativa, con charlas didácticas y actividades en los centros escolares participantes.

Visto 383 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Guadaqué utiliza cookies para poder ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de cookies