El Ayuntamiento traslada el circuito canino

Nuevo emplazamiento para el circuito canino, próximo a la Ronda Norte.La pregunta de si las pulgas que invadieron el colegio Las Lomas procedían o no de los canes que paseaban por el circuito que estaba ubicado al lado del centro escolar, pronto tendrá respuesta, ya que, el Ayuntamiento de Guadalajara está trasladando el circuito canino a otro emplazamiento. Así los padres se quedan más tranquilos.

El circuito canino ahora se encuentra en la glorieta situada entre las calles Concepción Arenal y Prado de Taracena próximo a la Ronda Norte. Con este traslado, el Ayuntamiento cumple el compromiso que en su día adquirió con los padres y madres de los alumnos del colegio y también con los responsables de éste, tras la aparición de la plaga de pulgas.

Así lo ha manifestado Lorenzo Robisco, concejal de Limpieza y Medio Ambiente, quien ha realizado un repaso de las actuaciones que el Ayuntamiento de Guadalajara está emprendiendo en éste área a través de un total de 23 trabajadores del Plan de Choque.

Además de trabajar en la instalación del circuito canino, han participado en el buzoneo de folletos informativos sobre el uso de los nuevos contenedores soterrados, están limpiando veredas de sectores como el SP 02, SP 03 y SP 04, “a pesar de que es una tarea que le correspondería hacer a la Junta de Comunidades”, apostillaba el edil y  están retirando carteles que se han colocado en la ciudad.

También, han procedido al desbroce de las riberas del río Henares a su paso por la capital, participarán en la plantación de unos 50 árboles en la mota del río y en la zona centro de Guadalajara, vallarán el parque situado en la calle Laguna Grande (cumpliendo una demanda vecinal) y limpiarán el nuevo carril bici.

Además de estas 23 personas, otras 10 trabajarán en el área de Servicios Públicos. El concejal delegado, Mariano del Castillo, ha señalado que cuatro de ellas realizarán trabajos de limpieza y mantenimiento en los barrios anexionados.

El resto colaborarán en el adecentamiento de las zonas privadas de uso público de las Casas del Rey con el arreglo del mobiliario urbano o pintado de barandillas y rejas. También, están arreglando las aceras situadas en la Avenida Pedro Sanz Vázquez, “cuyo estado era pésimo”.