Los 1.500 beneficiarios del "primer Contrato" se incorporan a partir del lunes a su puesto de trabajo

Los 1.500 beneficiarios del programa de inserción laboral “Primer contrato”, que impulsa el Gobierno de Castilla-La Mancha, comenzarán a incorporarse a su puesto de trabajo a partir de este lunes, 16 de mayo.

Se trata de jóvenes de entre 16 y 30 años, con titulación académica, que hasta la fecha no han tenido una primera experiencia profesional en el área para la que se formaron y a los que, de esta manera, “el Ejecutivo autonómico brindará la oportunidad de poner en práctica sus conocimientos y acumular experiencia laboral”, según ha subrayado la consejera de Empleo, Paula Fernández.

Los beneficiarios de este programa, incluido en el programa para el empleo y la mejora de la cualificación de los jóvenes castellano-manchegos en situación de desempleo “Acción Joven”, contarán así con un contrato a tiempo completo y en régimen de prácticas durante un período no inferior a seis meses.

Fernández ha asegurado que, con “Primer Contrato” se cumple con “el triple objetivo que perseguíamos desde el principio” al proporcionar “oportunidades de empleo, fomentar la igualdad y apoyar firmemente a nuestra juventud, uno de los ejes principales de las políticas de empleo del presidente Barreda”. Esto sin olvidar -añadía la consejera- las necesidades del tejido empresarial castellano-manchego, al que “ponemos en sus manos profesionales altamente cualificados, lo que contribuirán a mejorar la competitividad de nuestra economía”.

Paula Fernández ha explicado que el nivel de estudios requerido por las empresas, que han participado en la convocatoria, responde mayoritariamente a los titulados universitarios de grado medio o superior con un 39 por ciento de las contrataciones, seguidos por los titulados en FP de grado superior con un 30 por ciento, FP de grado medio con un 20 por ciento y aquellos con un certificado de profesionalidad, que representan el 11 por ciento del total.

Entre las titulaciones más demandadas se encuentran las de técnico en gestión administrativa, técnico en gestión comercial y marketing, técnico superior en desarrollo de aplicaciones informáticas, diplomado en trabajo social o técnico en cuidados auxiliares en enfermería.

Profesiones todas éstas que, según ha apuntado Paula Fernández, “responden a las necesidades formativas del tejido empresarial de Castilla-La Mancha”, lo que indica que “el sistema productivo de nuestra región se está diversificando y está apostando por los sectores emergentes”.

De hecho, del total de contratos que se van a formalizar, el 50 por ciento corresponden a profesiones relacionadas con los llamados nuevos empleos.  En concreto, un 12 por ciento de los contratos guardan relación con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación -diseño gráfico, gestión de sitios web o el software-. También destacan las profesiones relacionadas con el área socio-sanitaria, que acumula un 16 por ciento del total, y el turismo y los empleos verdes, al que pertenecen el 11 por ciento de las contrataciones.

Asimismo se realizarán un gran número de contratos relacionados con la administración, el comercio y las finanzas, “lo que se ha traducido en peticiones de técnicos de marketing, promoción, comercio exterior…”; una prueba, según ha explicado Paula Fernández del “gran momento por el que atraviesan nuestras exportaciones” que en los primeros meses del año han experimentado un crecimiento del 18,7%, “avalado, además, por la constitución de un 2,1% más de empresas exportadoras durante este mismo período”.

Por último, Fernández ha recordado que “Primer Contrato” establece ayudas de hasta 6.000 euros por cada contrato, para todas aquellas empresas y entidades sin ánimo de lucro que participan en el programa; unas subvenciones que, serán abonadas al 100 por cien al inicio de la contratación.

La consejera de Empleo, Igualdad y Juventud ha tenido igualmente palabras de agradecimiento para el empresariado regional “que ha apoyado desde el inicio ésta iniciativa del presidente Barreda”; una colaboración “indispensable” que “ha marcado todas y cada una de las medidas que nuestro presidente ha puesto encima de la mesa para hacer frente al desempleo en nuestra región”.

Acción Joven


El programa “Primer Contrato” forma parte del paquete de medidas “Acción Joven” que el Ejecutivo autonómico ha puesto en marcha con la finalidad de mejorar las oportunidades de empleo de los jóvenes de entre 16 y 30 años que actualmente se encuentran en situación de desempleo. Un programa que, su conjunto, beneficiará a un total de 10.000 jóvenes castellano-manchegos, y que incluye medidas para el fomento del empleo, la recualificación profesional, la mejora de la formación o el impulso del emprendimiento, entre otras.

En concreto “Acción Joven”, dotado con 22,2 millones de euros, contempla, medidas como “Formación DUAL”, un plan para la mejora de la cualificación de 2.000 jóvenes sin titulación académica que incluye prácticas no laborales en empresas que oscilarán entre las 200 y 700 horas, dependiendo de si los beneficiarios han completado o no su formación en Enseñanza Secundaria Obligatoria. “Formación DUAL” llevará asimismo aparejada la obtención del certificado de profesionalidad –título con validez en toda la Unión Europea- que acreditará oficialmente los conocimientos y capacidades adquiridos durante el programa.

Otra de las medidas incluidas en “Acción Joven” son los 4 talleres de emprendimiento que se desarrollarán en las localidades de Puertollano, Alcázar de San Juan, Caudete y Albacete capital. Beneficiarán a un total de 40 jóvenes en situación de desempleo, que adquirirán los conocimientos y herramientas para la puesta en marcha de un proyecto empresarial propio y que, según la localidad, contará con entre 480 a 760 horas formativas.

Del mismo modo, se diseñará un itinerario especifico para aquellos jóvenes que estén en disposición de poner en marcha un proyecto de emprendimiento, autoempleo o economía social, con el objetivo de “fomentar la actitud emprendedora, facilitar la puesta en marcha de proyectos empresariales liderados por jóvenes y promover el emprendimiento y autoempleo” como alternativa profesional y laboral.

Entre otras, “Acción Joven” también incluye la contratación de otros 56 jóvenes tecnólogos, a través del programa “Isabel Torres”, para el desarrollo de proyectos empresariales de I+D+i.