Parada en la estación de la poesía

El autor y su libro fueron presentados por Blanca Calvo.José Suárez Inclán ha presentado "4 estaciones & 4 recuerdos". El libro ya se daba a conocer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y, ahora, se ha puesto de largo en la Biblioteca Pública de Dávalos. La directora, Blanca Calvo, hacía los honores, explicando las impresiones que a ella le ha causado este volumen, en el que dijo que se podía encontar Castlla como en los poemas de Machado.

 

Suárez ya ha publicado cuatro libros, éste último de poesía. Antes, ya había publicado uno de cómo enseñar poesía a los niños. Respecto a esto dice que "no es difícil enseñar ha escribir poemas. Consiste en conseguir que los poetas, que somos todos, se lo crean y comiencen a escribir". Manifestaba que, muy a menudo, la gente no escribe por "vergüenza" de sacarlo a la luz, pero que lo que hay que conseguir es que "se lo crean, que no vean que no es una cosa cursi, ridícula. Todos son poetas".

Castilla saca el mundo interior

Suárez reconocía que los poetas escriben siempre, aunque "una cosa es la inspiración y otra la publicación". Este libro ha visto la luz porque "ha habido un editor interesado"a apuntaba con humildad y riendo el autor.

"4 estaciones & 4 recuerdos" se refiere a las estaciones del tiempo: primavera, verano, otoño e invierno. "Tiene un sentido temporal, no sólo metereológico" señala el autor que, ante la pregunta de en qué estación se encuentra responde: "El poeta está en todas las estaciones".

Es un libro cortito, compuesto por cerca de 40 poemas, escritos a lo largo del tiempo. Aunque, matiza el autor que "tene una unidad" y que tiene mucho que ver con Castilla y con su percepción del tiempo en "Castilla y en Guadalajara en concreto". Rememoraba: "Hace casi 30 años me destinaron a Sigüenza, yo soy de Madrid. A partir de entonces, un mundo que todos llevamos dentro, Castilla lo sacó. El libro tiene mucho que ver con ese mundo interior que te redescubre una tierra y son los campos de Guadalajara" explicaba Suárez.

Para aquellos que nunca se han acercado a la poesía, el autor recomendó: "que reciten, que lean, que la canten y, por último, que la escriban".