Primera piedra para una escuela en Mali promovida por Caja de Guadalajara y la Fundación Gran Europa

Acto de la colocación de la primera piedraEl arzobispo de Bamako, Jean Zerbo, ha sido el encargado de colocar la primera piedra del centro educativo que se está construyendo en Mali a través de las aportaciones efectuadas por la Fundación Gran Europa y la Obra Social de Caja de Guadalajara.

Asistieron a la colocación de la primera piedra el padre Manuel Julián Gallego, a quien le unen lazos sentimentales y familiares con el pueblo alcarreño de Huetos, así como diversas autoridades civiles y militares de la localidad de Kolokani, lugar escogido para la construcción de una escuela de Formación Profesional. Entre los asistentes figuraban Mr.Roland Kamaté, delegado de Gobierno; Mr.Kònò Traoré, Presidente del Consejo; Mr.Moussa Ndiaye, inspector de la Enseñanza; Abbé Benjamin Samaké, cura párroco de Kolokani. La ceremonia estuvo animada por el coro parroquial de Kolokani que interpretó varias canciones en bambara, bobo y minyanka.

 

El terreno donde se está levantando el centro fue cedido por el Ayuntamiento de Kolokani y se halla en la misma zona donde se encuentra el instituto. La futura escuela será gestionada, como el resto de centros dependientes del Arzobispado de Bamako, siguiendo la Convención actual entre el Gobierno de la República de Mali y la Iglesia Católica de este país africano.

La instalación educativa se convertirá en una alternativa para los chicos y chicas que residen en esta región, permitiendo proseguir los estudios e instruirse en un oficio, posibilidad inexistente en la actualidad a la conclusión de los estudios de Primaria y Secundaria. Con la construcción de esta escuela de Formación Profesional se persigue que al término de los estudios los jóvenes puedan trabajar por cuenta propia, reduciendo así el fuerte éxodo rural que padece la región. En el futuro centro se impartirán enseñanzas de electricidad, carpintería, construcción metálica, fontanería, informática, secretariado y corte y confección. Las enseñanzas en estas materias tendrán una duración de tres años.

El arzobispo de Bamako, Jean Zerbo; el presidente de la Fundación Gran Europa, José María Alaña; y el presidente de Caja de Guadalajara, José Luis Ros, suscribieron el pasado septiembre un convenio mediante el cual se articulaba la colaboración económica para la construcción de esta escuela de Formación Profesional. A dicho acto, celebrado en la sala de consejos de la Caja, asistió el obispo de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, José Sánchez.

El proyecto se eleva a más de 202.000 euros, inversión que permitirá construir tres salas de clase, tres talleres profesionales, dotándolos de su correspondiente mobiliario y herramientas, servicios destinados a hombres y a mujeres, despacho de dirección y garita de vigilante. Al coste de este proyecto hay que sumarle el vallado de la instalación, todavía hoy por definir sus características.

La ciudad de Kolokani cuenta con unos 12.000 habitantes y está situada a 160 kilómetros al norte de Bamako, capital de Mali. En sus inmediaciones se halla la carretera que discurre por África y une Mauritania con Senegal, la proximidad de esta vía asfaltada le confiere importantes avances y desarrollos en la actualidad. La ciudad da nombre a la región que es conocida con el sobrenombre de “Beledougou”, la cual tiene una extensión de 14.380 kilómetros cuadrados y más de 70 pueblos y poblados. Cuenta con un censo de 184.925 habitantes de los cuales 89.836 son hombres y 95.039 mujeres, con una densidad de población media de 9,8 habitantes por kilómetro cuadrado. La población vive sobre todo de la agricultura donde cultivan maíz, mijo, algodón, cacahuetes y patatas en pequeños huertos.