43 globos, uno por cada mujer muerta a manos de un hombre este año

José Mª Rey propone avanzar en la sensibilización y el compromiso para erradicar la violencia.Los actos de apoyo a las víctimas de la violencia machista y en contra de la violencia contra las mujeres se han sucedido a lo largo del día de hoy, en que se recuerda que hay que acabar con esta lacra social. Desde CCOO de Guadalajara han realizado un acto simbólico: soltar 43 globos, uno por cada una de las mujeres que han muerto a manos de un hombre, a consecuencia de violencia intrafamiliar, en España, en lo que llevamos de 2009.

Además, han leído un comunicado en el que animan a las mujeres que sufren maltrato a denunciarlo y recordaban los derechos que tienen las mujeres que están siendo víctimas de violencia machista. "Si estás padeciendo una situación de violencia machista en tu hogar, tienes que saber que hay una serie de derechos laborales que te asisten:

- Reducción de la jornada de trabajo con disminución proporcional de salario.

- Reordenación del tiempo de trabajo (adaptación de horario y horario flexible).

- Cambio de centro de trabajo en la misma localidad o traslado a otra distinta.

- posibilidad de suspensión voluntaria del contrato con derecho a prestación por desempleo.

- Extinción voluntaria del contrato de trabajo con derecho a prestación por desempleo.

- Reconocimiento de causa justificada en las ausencias o faltas de puntualidad motivados por situaciones físicas o psicológicos, acreditados por los servicio sociales o de salud.

- Protección frente al desempleo."

Recordaban, igualmente, que el teléfono gratuito abierto a todas aquellas mujeres que se sientan víctimas de violencia intrafamiliar: el 016. Si la mujer tiene una discapacidad auditiva, el teléfono al que debe llamar es el 900 116 016, también es una línea gratuita.

Aprovechaban la ocasión para hablar también sobre el acoso sexual en el trabajo, que en su opinión es otra forma de violencia contra las mujeres. "Puede abarcar una amplia gama de conductas, que van desde las bromas o comentarios degradantes hacia las mujeres hasta el ataque sexual" indicaban.

Añadían en el discurso que, en el ámbito laboral, la tasa de absentismo entre las víctimas de acoso sexual es muy elevada, "siendo imprescindible que las empresas se comprometan a garantizar un ambiente de trabajo libre de violencia" y concluían: "el acoso sexual en el trabajo está penalizado por la Ley y no debemos ser testigos mudos del padecimiento de quienes lo sufren".