El obispo de Sigüenza-Guadalajara afirma que la Jornada Mundial de la Juventud no la sufraga el Estado

Atilano Rodríguez, obispo de Sigüenza-Guadalajara.El obispo de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez, ha aclarado esta mañana que la Jornada Mundial de la Juventud, JMJ, no la sufraga el Estado español. Manifestaba que la mayor parte de la contribución económica proviene de instituciones privadas y de lo que aportan con su inscripción los propios peregrinos que participarán en la JMJ la semana que viene.

Monseñor Rodríguez  informaba de que cada joven, que acude a los actos organizados en Madrid a partir de 16 de agosto, paga más de 200 euros. Con estos pagos, donaciones y otras ayudas de instituciones privadas se subvenciona el monto de la Jornada. Aclaraba que no todos los peregrinos pagan lo mismo.

Los jóvenes que provienen de países en vías de desarrollo han sido ayudados por el fondo de compensación, que les ayuda a sufragar el viaje y el alojamiento. Eso sí, señalaba que las Administraciones están siendo muy colaboradoras.

“Están ayudando proporcionando las medidas de seguridad, que se ofrecen siempre que se programa un evento para muchas personas. También, ceden algunos espacios, como Cuatro Vientos, para que todos los peregrinos puedan acudir a la reunión con el Papa Benedicto XVI” exponía Rodríguez.

Lamentaba que, desde distintos sectores, se esté difundiendo información “que no responde a la realidad” sobre quién paga la Jornada. Centrándose en el ámbito local, indicaba que, en Guadalajara, todos los peregrinos están en casas particulares, familias de acogida, o en colegios concertados, como Salesianos, la SAFA de Sigüenza o el Diocesano.

Agradecía la colaboración del Ayuntamiento de Guadalajara, que proporcionará los medios de seguridad necesarios para que no exista ningún problema y que también, ofrecerá una comida el día 15, una paella popular, “que es la misma que se hace en cualquier pueblo que está en fiestas” manifestaba monseñor Rodríguez.

“Las Administraciones no ponen dinero para sufragar la estancia de los jóvenes en Guadalajara, del mismo modo que ocurre en Madrid” indicaba el obispo de la diócesis. Por su parte, Jerónimo Tabernero, delegado de Juventud de la diócesis, añadía que lo que no se ha tenido en cuenta lo que estas visitan suponen de promoción turística para la ciudad.

“La mayoría de las cosas que nos han proporcionado son las típicas que se ofrecen a los turistas, como guías de la ciudad de la Oficina de Turismo” argumentaba y añadía que, uno de los grupos que visitan la ciudad y la provincia son de Parma (Italia), ciudad hermanada con Guadalajara capital.

Por eso, el obispo de esta ciudad italiana, que también es delegado de Juventud en el Episcopaliado italiano, acudirá a Guadalajara esos días en deferencia hacia el hermanamiento.

En cuanto a otros gastos derivados, por ejemplo, personal, indicaba que, por ejemplo, los guardas jurados que están en los polideportivos en los que dormirán los peregrinos la noche del domingo 14, aunque no haya jóvenes, deben estar ahí.

“Los jóvenes que acuden pagan sus estancia, además, hay muchas familias de acogida, de hecho, han sobrado, se presentaron más de las que al final, acogen a alguien en casa. Otros han realizado donativos y dado distintas ayudas” explicaba Tabernero. Durante el último año y medio, además, han realizado muchas actividades para recaudar fondos.

“Nos autofinanciamos” indicaba Tabernero, “el único gasto extra que tendremos y con el que no contábamos, es el transporte desde Guadalajara a Madrid el día 15. Nos habían dejado abonos de tren, por parte de la Comunidad de Madrid, pero hay que ir a recogerlos a distintos puntos de Madrid, cada uno de los grupos, y no va a ser posible, por lo que, pagaremos nosotros ese traslado” manifestaba.

El obispo concluía señalando que lo que no se está diciendo es que todas estas personas que vienen, tanto a Guadalajara como a Madrid y otros lugares de España, van a realizar gastos (de comida, compras, etc.) que significará un aporte económico a los comerciantes, restaurantes, etc. “Eso también hay que considerarlo, sobre todo, en estos momentos de crisis” terminaba Rodríguez.