La Caixa ayuda a los mayores de la Residencia de Cáritas en Alovera

Carlés y García Isisdoro han firmado el convenio.Cáritas y la Obra Social de La Caixa han firmado hoy un convenio de colaboración por el que la fundación de la entidad bancaria proporcionará 21.750 € a la organización católica para que pueda llevar a cabo tres actividades con los mayores que viven en la Residencia de Mayores Juan Pablo II que Cáritas tiene en Alovera. Braulio Carlés, responsable de Cáritas, agradecía la ayuda porque permite realizar unas actividades a los mayores para que mantengan su autonomía y mejoren, en caso de que sean dependientes.

El 21 de octubre de 2010, abría la Residencia de Mayores Juan Pablo II en Alovera, la primera que Cáritas abre en la provincia con el objetivo de atender a las personas más necesitadas. Carlés explicaba que la infraestructura cuenta con 122 plazas, de las que han llegado a tener ocupadas 92, aunque ahora, son 88 los ancianos usuarios que pasan sus días en la residencia. El objetivo de Cáritas es conseguir firmar con la Junta plazas concertadas para que, realmente, llegue a las personas que más lo necesitan.

En la residencia, realizan varias actividades con los mayores que les permiten, por un lado, fomentar su autonomía personal y, por otro, paliar el deterioro que conlleva la edad y la inmovilidad. Así, gracias a los 21.750 € que les proporciona el convenio con la Obra Social de La Caixa, los mayores pueden practicar gimnasia en la piscina (acuagim), asistir a zooterapia y realizar un programa en la Cadena COPE.

"El trabajo de la residencia es mayor, pero lógicamente nos ayuda mucho para poder seguir haciendo estas actividades por las mañanas con los mayores, permite no se deterioren más y son actividades interesantes" admitía Carlés. Añadía que su objetivo en esta residencia es concertar plazas con la Junta. "A día de hoy, es privada, pero queremos conveniar plazas con la Junta. Es importante en tiempo de crisis porque Cáritas quiere atender a todo el mundo necesitado y si hay plazas concertadas es más fácil que llegue a todo el mundo" argumentaba.

Carlés agradecía a la Fundación la colaboración y apuntó que las actividades que financia la Caixa han sido valoradas positivamente por la auditoría externa como puntos fuertes de la residencia de mayores Juan Pablo II. "Agradecemos a la Caixa este tipo de ayudas porque los tiempos son muy malos, la crisis nos ha tocado a todos de una forma o de otra y necesitamos muchos más recursos. Los 21.750 € nos ayudan, pero si queremos dar todos los servicios que los mayores requieren, necesitamos más ayudas de los bancos y también las administraciones" manifestaba el responsable de Cáritas.

Informó de que cuentan con la ayuda del Ayuntamiento de Alovera (localidad en la que se encuentra la residencia), de la Diputación de Guadalajara y están en conversaciones con la Junta para concertar plazas. "Las necesidades son mucho mayores y el esfuerzo tiene que ser mucho mayor también" insistía Carlés.

Viviendas de alquiler solidario

Por su parte, Fernando Luis García Isidoro, de la Obra Social La Caixa, manifestaba el interés de la fundación por ayudar a Cáritas en esta residencia de mayores, pero también, aprovechó para informar sobre el alquiler solidario, un nuevo programa que está desarrollando la Obra Social "la Caixa", dentro del programa Vivienda Asequible, y que cuenta con más de 3.000 viviendas repartidas por toda España.

El objetivo es facilitar una vivienda a personas que han visto afectados sus ingresos a raíz de la crisis actual. Las 3.000 viviendas están ubicadas en diferentes zonas de España y se alquilarán a un precio no superior a 300 € al mes. La Obra Social subvencionará la mitad de esta renta, por lo que el arrendatario no pagará más de 150 € de mes y, como mínimo, 80 € al mes.

De esta forma, la entidad financiera pone sus activos inmobiliarios al servicio de la Obra Social, con el fin de dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos. Podrá optar a estas viviendas cualquier persona mayor de edad con ingresos no superiores a 18.600 € anuales aproximadamente (2,5 veces el valor del IPREM).

En relación con los ingresos mínimos, no podrán ser inferiores a 6.000 € anuales, cantidad con la que se garantiza que el alquiler no representa más del 30% de los ingresos de la unidad familiar. Los interesados en optar a una de estas viviendas podrán presentar solicitud a través de la página web de La Caixa. La adjudicación de estás viviendas se realizará por sorteo entre todas las solicitudes aceptadas, que deberán cumplir con las condiciones establecidas en el Reglamento de Adjudicación.