El vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha, José García Molina, y la consejera del Plan de Garantías Ciudadanas, Inmaculada Herranz, comparecen, en el Palacio de Fuensalida de Toledo El vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha, José García Molina, y la consejera del Plan de Garantías Ciudadanas, Inmaculada Herranz, comparecen, en el Palacio de Fuensalida de Toledo

Los miembros del Gobierno regional de Podemos renuncian al coche oficial

Ha sido la primera medida que han tomado José García Molina, vicepresidente segundo, e Inmaculada Herranz, consejera para la Coordinación del Plan de Garantías Ciudadanas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, quienes han informado de “la renuncia a cualquier privilegio o prebenda, jurídica o material; así como la limitación salarial de tres veces el salario mínimo interprofesional tal y como refleja el código ético de Podemos”, según ha destacado el vicepresidente segundo.

En este sentido, García Molina ha dicho que “renunciamos a cualquier tipo de privilegio, pero no renunciamos a que Castilla-La Mancha se convierta en uno de los mejores lugares para vivir. No renunciamos a que nuestra gente pueda vivir con dignidad; a contar con lo mejor de España y lo mejor de Europa”.

Primeras líneas de trabajo

El vicepresidente segundo ha destacado también que, con el equipo ya incorporado, ha empezado a trabajar en los temas esenciales bajo su responsabilidad, “que tienen que ver con la participación ciudadana, con la mejora de la transparencia y con mejorar y profundizar nuestras relaciones con Europa, haciendo que lo mejor de Europa esté también en Castilla-La Mancha”, ha señalado García Molina.

Por su parte, la consejera Inmaculada Herranz también ha empezado a trabajar, fijando su centro de acción en el Plan Podemos, articulado en tres grandes ejes: la modernización de la administración a través de la ventanilla única, la cobertura integral que garantice las necesidades de suministro habitacionales; y la implantación de la renta garantizada, esto es, elevar a derecho la cobertura de las necesidades básicas de la población en Castilla-La Mancha. “Tres grandes ejes”, ha resumido la consejera, “centrados en aportar una vida digna a la población de esta región”.

Como Doctora en Sociología, Herranz ha centrado su línea de investigación de los últimos años en el ámbito de la desigualdad social y la pobreza; y tras desarrollar una trayectoria en el ámbito académico, considera llegado “el momento de pasar a la acción”.

Visto 400 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Guadaqué utiliza cookies para poder ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de cookies