Más de 60 amigos de los perros en la II Canimarcha

Más de 60 amigos de los perros en la II Canimarcha

Algo más de 60 personas participaron este año en la segunda edición de la Canimarcha que organizan la Mancomunidad Vega del henares y la asociación AsprepeGU con el objetivo de concienciar contra el abandono y el correcto cuidado de nuestras mascotas, a la vez que se hace deporte, se disfruta del entorno natural de los municipios de la Vega del Henares, y se recaudan fondos para ayudar a los perros víctimas del maltrato y el abandono en estos municipios.

Apoyados por otros colectivos como el Club Canicross Guadalajara o Valdeguau Adiestradores Caninos, la marcha comenzó en la Residencia Canina Vega del Henares, en término municipal de Azuqueca, con un grupo inicial de una docena de paseantes acompañados por sus perros, al que luego se fueron uniendo más personas cada vez que finalizaba cada una de las 7 etapas previstas.

El primer tramo de la expedición, entre Azuqueca y Chiloeches, contó con la participación del presidente de la MVH, Santiago Casas, que junto al de AspropeGU, Santiago León, coincidieron en señalar la importancia de estas acciones para seguir trabajando en la concienciación social contra el abandono, “nuestras mascotas no son solo una compañía, son parte de nuestra familia y, por tanto, nuestra responsabilidad porque dependen de nosotros y nos necesitan. Lo ideal es que no fuera necesario que existieran albergues de acogida, ni organizaciones que tengan que defender los derechos de los animales, pero mientras la sociedad no elimine algunos comportamientos irresponsables y dañinos nosotros seguiremos ahí”.

La marcha pasó por todos los pueblos de la Mancomunidad Vega del Henares, recibiendo una calurosa acogida en todos ellos, además de por Valdeluz, Iriépal, Taracena, Valdenoches y Ciruelas, antes de llegar a Yunquera de Henares ya cayendo la noche. De ahí continuaron caminando por Fontanar, Marchamalo, Cabanillas, Alovera, Quer y Villanueva, para finalizar en Azuqueca a las 9.15 horas de la mañana, 45 minutos antes de lo previsto y cumpliendo el horario de salida en cada etapa escrupulosamente.

Las etapas con mayor participación fueron las de la tarde y hasta entrada la noche, a partir de la comida celebrada en Valdeluz, con un grupo superior a los 30 paseantes, que se irían turnando más adelante. Si bien las horas de media tarde se hicieron duras por el calor, en palabras de Santiago León, “la experiencia merece mucho la pena, por las maravillosas vistas que se tienen desde los cerros y el bonito camino entre bosques y vegas que puede disfrutarse en las distintas etapas. Este año solo dos, Laura González y yo, hemos podido completar los 86 km, pero animamos a que en el próximo año algún participante más se anime, y si a alguien le parece demasiado duro, siempre se puede hacer por etapas, haciendo unas diferentes cada año”.

De todos los recursos obtenidos de las inscripciones abonadas por los participantes una vez deducidos los gastos de organización del evento, cantidad que se estima entre los 400 y 500 euros, se donará a proyectos de reeducación de animales abandonados en el Hogar Amigo y a campañas de fomento de la adopción, tanto entre los que están en este refugio de animales como los que tutela la Asociación Sol.

Visto 621 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Guadaqué utiliza cookies para poder ofrecerle la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de cookies