Sábado, 15 Diciembre 2018 12:50

¿A quién le importa la ciencia?

Escrito por Redacción
Valora este artículo
(1 Voto)
David Muñoz Zapata, secretario de Programas y Áreas Sectoriales de Cs en C-LM. David Muñoz Zapata, secretario de Programas y Áreas Sectoriales de Cs en C-LM.

Hace unos días el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó los datos de 2017 correspondientes a la I+D interna de España y mientras el PIB creció un 3% en 2017, la inversión en I+D con respecto al PIB únicamente subió un 0,1% situándose en un 1,2%. A esa milésima de subida quien más ha contribuido han sido las empresas y las universidades, que aumentaron un 8,3% y un 4,4% respectivamente su inversión, muy por delante de la Administración Pública que solo aumentó un 1,7%. Parece que nuestras empresas y universidades creen y apuestan por la I+D mucho más que nuestros Gobiernos y lo que ocurre en Castilla-La Mancha es un claro ejemplo de ello.

Según el INE, nuestra región es la décima Comunidad Autónoma en número de empresas innovadoras y también la décima en inversión relativa en I+D de nuestro tejido empresarial (le dedica un 1,7%). Estamos aún lejos de las empresas madrileñas, catalanas y vascas, pero en una región en la que siempre somos farolillo rojo, que nuestras empresas se sitúen en mitad de tabla en cuanto a la importancia que le dan a la I+D+i es muy digno de alabar.

A quien hay que hacer un monumento es a la Universidad de Castilla-La Mancha que, a pesar de los siete años de recortes, presiones y estrés a los que le han sometido los Gobiernos de Cospedal, primero, y de Page después, el año pasado consiguió entrar por primera vez en el prestigioso ranking de Shangai y se mantuvo en el de la revista Times Higher Education, al que había accedido en 2015.

Como lamentable contrapunto al esfuerzo que hacen las empresas y la Universidad de Castilla-La Mancha está el Gobierno Regional. La nuestra es la Comunidad Autónoma peninsular con menor inversión pública en I+D con respecto a su PIB. Solo las dos regiones insulares, Baleares y Canarias, con un 0,38% y un 0,50% respectivamente, invierten menos en I+D que Castilla-La Mancha en cuanto a su PIB (0,57%).

Además, somos la quinta región con menos investigadores con respecto a la población. En Castilla-La Mancha solo hay 1,5 investigadores por cada 1.000 habitantes y bajando, porque junto a Cantabria somos la única región que ha descendido su número de investigadores con respecto al año anterior (tenemos un 0,6% menos).

A tenor de estos datos, la I+D en Castilla-La Mancha se traduce en Inacción (del Gobierno) + Desesperación (de los investigadores).

Page ha mareado al sector durante esta Legislatura con un anteproyecto de Ley de fomento y coordinación del sistema de investigación, desarrollo e innovación, que en octubre del año pasado se quedó en algún cajón de algún despacho y que no respondía a los principales retos que la ciencia tiene en su horizonte: aumento de la inversión y de la colaboración público-privada, carrera profesional de los investigadores y eliminación de las cargas burocráticas para hacerla competitiva en un escenario internacional.  

Ni al PP ni al PSOE les importa la ciencia, pero ¿a quién le importa la ciencia?

Los barómetros sociológicos nos suelen mostrar que la principal preocupación son el empleo y la economía y, por detrás, corrupción, independencia de Cataluña, sanidad, educación, etc... El último barómetro del CIS arrojaba que para ningún encuestado la inversión en industria e I+D es el principal problema y solo para el 0,3% es el segundo problema y para el 0,2% es el tercer problema.

No dar importar a la ciencia es un gran error del que debemos salir si queremos labrar un futuro para nuestra región, porque la I+D es una palanca de la economía, el desarrollo económico genera empleo y el empleo garantiza el bienestar social.

Los datos del INE muestran que en 2017 las cuatro Comunidades Autónomas que más invirtieron en I+D respecto a su PIB (País Vasco, Navarra, Madrid y Cataluña) son también las cuatro Comunidades Autónomas con mayor PIB per cápita en el mismo año. En cambio, Castilla-La Mancha, la tercera región que menos invirtió durante 2017 en I+D respecto a su PIB, solo por delante de Baleares y Canarias, también es la tercera Comunidad Autónoma con menor PIB per cápita en 2017, solo por delante de Andalucía y Extremadura.

Estas correlaciones no son casualidades y por eso en Ciudadanos le damos una gran importancia a la ciencia.

Lo demostramos en la últimas Elecciones Generales, en las que una de nuestras principales propuestas fue la creación de la Red Cervera de Transferencia Tecnológica.

Lo estamos demostrando en el Congreso de los Diputados, donde el mes pasado presentamos nuestra Ley de medidas urgentes para la mejora de la competitividad del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Y lo demostraremos en Castilla-La Mancha donde haremos que la Junta de Comunidades se ponga a la altura de nuestro tejido empresarial y nuestra Universidad en su apuesta por la ciencia.

 

David Muñoz Zapata
Secretario de Programas y Áreas Sectoriales de Cs en C-LM

Visto 291 veces
Más en esta categoría: « Toda una vida en Democracia

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.