Lunes, 21 Enero 2013 15:36

El Viernes de los Cuentos da las gracias al IES Brianda de Mendoza

Escrito por Seminario de Literatura Infantil y Juvenil
Valora este artículo
(0 votos)

El 12 de noviembre de 1999, nada más empezar la temporada 1999-2000, el Instituto Brianda de Mendoza se abrió generosamente a los Viernes de los Cuentos., que hasta entonces se programaban en el centro Cívico Municipal, en la Plaza del Concejo. Aquel pequeño local había servido para afianzar esta actividad, pero se había quedado pequeño para acoger a las más de doscientas personas que acudían entonces a la convocatoria del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil.



El Instituto Brianda de Mendoza respondió inmediatamente que sí cuando el Seminario le preguntó si se podían hacer los Viernes en su Salón de Actos, y desde entonces Instituto y Seminario han profundizado en su conocimiento mutuo, habiendo generado el segundo de ellos un sentimiento de agradecimiento profundo hacia el primero. Los Viernes de los Cuentos, y la asociación que los organiza, siempre se han sentido en el Brianda como en su casa.

Pero de nuevo se dan las circunstancias que se daban en noviembre de 1999: el Salón de Actos del Brianda se va quedando pequeño para la gran cantidad de personas que, especialmente algunos meses, en él se congregan. Y como en aquella ocasión, los Viernes se tienen que mover. Desde la próxima cita, el 15 de febrero -cuando venga el narrador portugués Luis Carmelo-, los Viernes se van a hacer de nuevo en un edificio municipal: el Salón de Actos del Palacio Multiusos, en la Avenida del Vado. Es un local muy hermoso, muy nuevo y tiene más capacidad que la amable sala que hasta hoy los ha acogido.

El Seminario de Literatura Infantil y Juvenil quiere decir a todos los que componen el Instituto Brianda de Mendoza que les estaremos eternamente agradecidos por su calor y su cordialidad, y a su Salón de Actos que le echaremos de menos. Lo decimos en nuestro nombre y en el de todos cuantos se han sentado en sus butacas en estos trece años, dos meses y seis días, porque sabemos que ellos tienen el mismo sentimiento de nostalgia que nos embarga a nosotros en esta despedida.

Muchas gracias al Brianda de Mendoza por habernos alojado a los amantes de los cuentos durante una larga temporada. Quizá el futuro nos traiga alguna nueva actividad conjunta porque, cuando dos se llevan bien, los adioses no son definitivos.

 

Visto 916 veces Modificado por última vez en Lunes, 21 Enero 2013 16:50

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.