Martes, 14 Junio 2016 00:00

Holi Run

Escrito por Teresa Díaz Sanz
Valora este artículo
(0 votos)
Es comprensible que los adolescentes y jóvenes de nuestra ciudad se rindan a la carrera de los colores, la llamada "Holi-Run". Los cinco kilómetros que hay recorrer, que no correr, se hacen sin esfuerzo, cómodamente, entre jolgorio, disfraces y polvos de colores que les embadurnan de arriba a abajo.

Así es que cuando ves pasar a los treinta o cincuenta primeros, tan coloridos, tan risueños, te dices: ¡Qué bonito el holi run! Cuando, sin moverte del sitio porque las calles están cortadas al tráfico, ves pasar al número tres mil sigues entendiendo que unos cuantos miles de adolescentes se partan de risa haciéndose fotos y subiéndolas a las redes teñidos de colores de los pies a la cabeza.

Pero como tienes mucho tiempo para pensar, porque nadie avisó de que se colapsaría la ciudad y por tanto no tienes itinerario alternativo, tratas de adivinar qué le habrá visto el señor alcalde, Antonio Román, que cronológicamente dista mucho de la adolescencia, para caer rendido a sus pies.

Tan perdidamente rendido como para poner toda la ciudad a su disposición a cambio de nada, cuando, según la normativa municipal, tan solo para poner una mesa informativa en una zona peatonal hay que adelantar 200 euros de fianza.  Tan enamorado de los colores como para poner los servicios de limpieza del ayuntamiento a disposición de la organización, siendo que esas horas extras que la empresa ofrece se podrían, o deberían emplear en limpiar las basuras del polígono del Henares o en hacer la limpieza extraordinaria de los colegios en julio, como viene demandando la comunidad educativa, entre otras cosas.

Tan entusiasmado con la alegre caravana como para protegerla generosa y ampliamente con agentes de la policía municipal a los que se les pagaron seis mil euros como horas extras por el servicio. Si cualquiera que quiera poner un puesto en un mercadillo de la ciudad debe pagar al ayuntamiento ¿Qué filtro amoroso le ha dado a nuestro alcalde la  lucrativa, (puesto que cobraba a los participantes) empresa organizadora de la fiesta para dejarle la ciudad gratis total?

Cuando por fin pasa el último participante, seguido de los servicios de protección civil, policía municipal y de limpieza, miro el estado en que ha quedado la calle y no puedo menos que exclamar :¡Qué bonito el holi run!

Teresa Díaz Sanz

{module Robapaginas Google}

Visto 2425 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.