Tras la Segunda Guerra mundial, la ONU observó con preocupación la situación de los niños y niñas en todo el mundo y, en consecuencia, creó en 1953 UNICEF, una agencia permanente dentro de su estructura cuyo objetivo primordial es promover la protección de los derechos de la infancia, ayudar a satisfacer sus necesidades básicas y aumentar las oportunidades que se les ofrecen para que alcancen plenamente sus potencialidades.

Publicado en Tribuna Abierta