La inauguración, en 1985, del primer curso de la Universidad de Castilla-La Mancha fue el culmen de lo que muchos pensaron que era una utopía, pero ese pensamiento se diluyó, porque una utopía es algo que no se puede alcanzar, sin embargo, tras un proceso de trabajo e ilusión, nuestra universidad abrió sus puertas en octubre de ese año, con algo más de 7.000 estudiantes y unos 500 profesores. Aquella inauguración supuso un avance en multitud de aspectos: la democratización de la cultura y de la educación universitaria; más cohesión entre las provincias de nuestra comunidad autónoma; mayor relación entre el mundo educativo y el mercado laboral.

Publicado en Tribuna Abierta

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a aumentar el número de institutos en los que se realizará la evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad (EVAU) en su primera convocatoria, con el objetivo de mantener entre los estudiantes el distanciamiento social recomendado por las autoridades sanitarias.  

Publicado en Región