Jueves, 23 Junio 2016 16:42

Un gato despellejado y un perro afixiado

Escrito por Alba Gutiérrez Arranz
Valora este artículo
(0 votos)

Hoy he compartido dos noticias terribles. La primera recoge el maltrato sufrido por un gato al que le han arrancado la piel de su cuerpo y ha sido encontrado vivo por una voluntaria de La Camada (Protectora de Guadalajara), maullando de dolor. Si a alguien en su insensibilidad se le ocurre pensar que sólo es un gato y que no puede sentirse su dolor como si fuese una persona, probaré con otra táctica para intentar empatizar. Está más que demostrado que psicópatas, asesinos, maltratadores y torturadores comienzan a experimentar sus instintos con animales...

Y cuando torturar y asesinar animales indefensos deja de llenarles... entonces se centran en otras "presas" con las que ir perfeccionándose. Carniceros sin piedad. Para mí el dolor no es diferente. Nadie sabe lo que puede llegar a sufrir una persona pero tampoco nadie sabe lo que ha podido llegar a sufrir este pequeño animal, esperando...a que terminase su dolor. Debería haber una condena pública por actos como éste, debería abrirse una investigación y, sobre todo, si alguien ha visto, o sabe o puede pensar quién ha podido realizar un acto tan cruel, debería comunicarlo a las autoridades. Cada vez más son las personas concienciadas y responsables y que se expresan amantes de los animales en esta Provincia y, como vecina de Guadalajara, me alegro por ello. Todo comienza con la educación y la transmisión de valores y principios. No es el párrafo del libro de filosofía que estudias en el tema de Ética y lo aparcas para el resto de tu vida, no es una frase que desechas para tu vida con el último examen. Es un hecho. Es la realidad, es la responsabilidad que supone vivir en sociedad, más aún, simplemente (que no sencillamente) vivir.

La segunda noticia es la de un perro muerto asfixiado de calor dentro de un coche. Quiero pensar que es una negligencia, que en ningún caso debe eximir a la persona responsable. Una persona ha dejado morir a su perro aparcando el coche al sol y con las ventanillas bajadas. Si alguien no puede comportarse de acuerdo con la responsabilidad libremente escogida, si no va a tener el cuidado debido ni la voluntad para asumirla, ya sea respecto a hijos o animales, igual de dependientes de nosotros, que no tenga hijos, que no tenga animales y desde luego que el Estado, a esta persona, que ha permitido la muerte por asfixia de su perro, no le permita volver a tener ningún animal a su cargo. Tanta normativa inútil para regular la tenencia de perros potencialmente peligrosos y no hacemos lo más sencillo y eficaz para lograr una buena convivencia ciudadana, regular la capacidad o no de las personas para tener animales por ser potencialmente peligrosas, sobre todo, para ellos, los más indefensos, los más desprotegidos.

El ser humano causa dolor deliberadamente, atenta contra el amor y la confianza y hiere, hace daño siendo totalmente consciente de sus actos. Esa es nuestra gran y definitoria diferencia con los animales. El sadismo. La intención.
Diría aún más y voy a hacerlo: si no fuese por la posibilidad de decisiones arbitrarias y corruptas y por el margen de error, regularía sin dudarlo la capacidad para la tenencia responsable de hijos para poder lograr así una sociedad en la que sus hijos crezcan seguros, teniendo la certeza de esa seguridad tan necesaria, de sentirse protegidos.

Para mi el dolor de una persona no es más valioso que el dolor de un animal, no tiene más valor, como tampoco puedo cuantificar el valor de la vida. Lo que puedo cuantificar, lo que puedo juzgar, son las decepciones, las traiciones, la deslealtad, el dolor libremente causado y los actos aberrantes del ser humano. Y mirar a mi perro y tener la certeza, saber sin albergar duda, de que el siempre me va a ser fiel, siempre va a estar ahí, demostrarme cada día su amor, y sin reparo, puedo afirmar que siempre va a cuidar de mi y de aquello que para mi sea importante. Ahora, que alguien me pregunte qué valoro más y cómo sentiría el sufrimiento de mi perro".

Alba Gutiérrez Arranz
"

Visto 2620 veces Modificado por última vez en Jueves, 23 Junio 2016 17:19

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.