Sábado, 11 Abril 2020 18:16

Una muerte y muchas incertidumbres

Escrito por Miguel Redondo Ruiz
Valora este artículo
(7 votos)

Escribo estas líneas, para contar un caso que he vivido en mis carnes, se trata de un familiar directo de 43 años,  que falleció el pasado jueves. Francisco Montero, tenía mujer, mi hermana Elena y dos hijos pequeños, Álvaro y Nayara, trabajador de una empresa de distribución de  cervezas en Guadalajara Hermanos Bravo de Lucas.  Hace algo más de 20 días, llegó del trabajo y se encontraba cansado, con fiebre, fatigado, ante la sospecha manifiesta de haberse contagiado de  la terrible pandemia que nos asola  el Covid -19. Atendiendo al protocolo dictado por Sanidad, su mujer llamó a su médico de cabecera, explicando la situación te tenía su marido en casa, fiebre continua que no remitía y así durante siete interminables días de incertidumbre, a medida que pasaba el tiempo el maldito virus se apoderaba de un hombre fuerte.

El médico del ambulatorio de Azuqueca, tan solo le dijo que siguiera tomando paracetamol y Nolotil, sin que en ningún momento hiciera más por un paciente que continuó repitiendo durante 7 días con fiebres altas, sudoración  y sin apenas poderse levantar de la cama. El séptimo día ante la desesperación de su mujer, volvió a llamar al médico y dudaron entre llevarlo al ambulatorio o trasladarlo a Guadalajara, diciéndole, que si el enfermo podía coger su coche y acudir por sí mismo. Volvieron a llamar es esta ocasión al 112 y finalmente acudió una ambulancia para ser trasladado al Hospital de Guadalajara.

Allí llegó con un pulmón destrozado y el otro afectado, tras las correspondientes pruebas de Rayos x y distintas analíticas y habiendo sido positivo en Covid-19 decidieron meterlo en  la UCI. Fueron 11 días interminables, de sufrimiento de familiares y amigos,  donde hicieron todo lo que pudieron por salvar su vida, porque el coronavirus lo tenía extendido por sus pulmones y la lucha duró 11 días. La madrugada del jueves 9 de abril, a las 4 de la madrugada su corazón se paró para siempre. Más de 1000 mensajes de ánimo tenía su WhatsApp. 

Francisco Montero fue una gran persona querida por todos, un hombre al que le gustaba hacer favores, siempre estaba dispuesto y entregado las personas. 

Espero que este relato, pueda servir, para poder ayudar a quienes tengan el infortunio de toparse con la enfermedad producida por el virus.

Las dudas que nos quedan y las incertidumbres son muchas:

¿Por qué el médico de cabecera no dio la orden de traslado urgente al hospital para ser atendido ante la manifiesta sospecha de la enfermedad?.

¿Por qué no le suministró un tratamiento invasivo, antibiótico etc… para haber paliado la virulencia y agresividad del Covid-19?.

Pregunten a cualquier experto en pulmón qué ocurre cuando un enfermo de Covid-19 se le deja en casa con fiebre 7 días .

Y la última, el médico hubiera obrado de igual forma si hubiera sido, alguien cercano de su entorno familiar o su círculo más íntimo.

Mi pregunta es, qué responsabilidades puede tener un señor que deja siete días con fiebre a un paciente de coronavirus. A mi entender es mala praxis y negligencia Médica. 

¿Qué hubiera pasado si el primer día de fiebre, el médico ordena su traslado al Hospital?, tal vez ustedes no estarían leyendo esto.

 

Visto 3274 veces

2 comentarios

  • Enlace al Comentario cristina Martes, 14 Abril 2020 00:33 publicado por cristina

    Qué triste, pobre gente, y, por si fuera poco con el coronavirus, encima se les da Nolotil, que destruye el sistema inmune. Como para sobrevivir algo así. Mi más sincero pésame.

  • Enlace al Comentario Laura Domingo, 12 Abril 2020 13:13 publicado por Laura

    Lo Siento muchísimo, como vecina de Azuqueca los conocía a él y su familia, descanse en paz,y muchísimo ánimo para su familia, una carta emotiva y efectivamente con muchas dudas que deja claro el colapso vivido y el error de protocolo de actuación para casos leves y que por desgracia son los causantes de tantos fallecimientos.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.