Miércoles, 11 Marzo 2015 10:23

Yo no presumo de ciudad

Escrito por María Jesús Calvo García
Valora este artículo
(9 votos)
Señor alcalde, don Antonio Román: Me dirijo a usted con el respeto que me merecen, tanto su persona, como el resto de los ciudadanos de Guadalajara.Y le escribo desde la indignación que siento, como ciudadana, ante tanto derroche de dinero que el ayuntamiento que usted dirige está malgastando diariamente y que muy bien se podría emplear en cosas más necesarias; le recuerdo que el dinero es de todos los que pagamos nuestros impuestos, no solo del Ayuntamiento.

Voy a empezar por decirle que yo no presumo de ciudad, y no presumo porque en la vida hay que ser humildes y no hacer alardes de nada y menos cuando muchas de esas cosas, de las que usted se vanagloria, no son  necesarias; es verdad que de cara a un sector de la población quedan muy bonitas, pero le digo que a mí nadie me engaña y ni me  tienen que recordar en el buzón ni en las farolas de lo que tengo que presumir, no sé lo que costará esa publicidad preelectoral que ya llevamos soportando unos cuantos días, pero me parece vergonzoso que solo salgan imágenes de lo que usted y su equipo de gobierno han logrado en esta legislatura, eso sí, solo los exteriores y en los barrios más céntricos de la ciudad. Señor Román, usted pasea poco por los barrios más desfavorecidos y visita pocos colegios públicos a los que muy bien les vendría un buen lavado de cara, que los padres que acudimos a llevar a nuestros hijos vemos la necesidad que tienen; le recuerdo que los colegios son edificios públicos y es el ayuntamiento el que se encarga de dicha conservación, eso usted no se da cuenta, pues con el dinero de esa publicidad, seguramente algún colegio podría haber sido mejorado.

Mire usted, señor alcalde, cómo voy a presumir de ciudad si tenemos un pavimento en el paseo de las Cruces que no hay quien transite por él, aparte de feo, cuando no se mueve una baldosa se mueve otra, o tropiezas y te das con las narices en el suelo, y qué decir de los charcos que se originan cuando llueve. Pero de eso no le voy a culpar a usted, que ya sé que fue su antecesor, señor Bris. Estos días lo están parcheando para salir del paso, está mal desde que se hizo, que bastante controversia hubo y mucho dinero que costó.

Otra genial idea fue la del carril bici, con sus correspondientes bicicletas de alquiler; poco duraron las bicicletas, y que pocos ciclistas transitan por dicho carril, ya que en Guadalajara es difícil usar ese extraordinario vehículo. Pero eso nos costó a los ciudadanos unos cuantos euros, que nos podríamos haber ahorrado o empleado de mejor forma.

Otra cosa que me indigna son los periódicos gratuitos que llenan los buzones de nuestras casa; de verdad, que los ciudadanos estamos hartos de tanta mentira, parecen ustedes, los políticos, niños mal criados y con poca capacidad de inteligencia. Déjennos vivir en paz, dedíquense a trabajar y no a enseñar todas las lindezas que han hecho, que  son su obligación, que para eso los ciudadanos les votamos y les pagamos.

Vengo observando las prisas que les entran, cuando llegan las elecciones, por inaugurar tantas cosas, muchas mal terminadas, pero eso no importa, lo principal es hacerse la foto cortando la cinta, como ha pasado en el Centro Social de “Los Manantiales”, que ha inaugurado la señora Cospedal, pero sigue sin funcionar.

Ya que me he decidido a escribirle, me gustaría preguntarle por el edificio que se encuentra en la plaza Mayor (por cierto, en la fotografía que ilustra el folleto ya se han encargado de que no figure), que se empezó a reconstruir y quedó paralizado; no sé el motivo, pero desde luego, hablando de presumir, lo que no se puede es presumir de plaza mayor; cuando viajo veo los edificios que están reconstruyendo con unos bonitos toldos o mallas, concretamente en la plaza mayor de Madrid, con la misma decoración que se encontraba antes de la demolición. No sé por qué el ayuntamiento no exige a quien corresponda dicha decoración o, en última instancia, realizarlo con cargo al propietario del inmueble. Alguna manera habrá de resolver ese asunto para evitar el aspecto que tiene el edificio durante tanto tiempo, en la zona más importante de la ciudad. Estará de acuerdo en que no puedo presumir de ciudad con el aspecto real de la plaza Mayor.

No deseo extenderme mucho, pero no quiero dejar en el tintero una de las cosas, para mí, más importantes. Es el lamentable estado en que se encuentran los servicios higiénicos ubicados en el parque de la Concordia. Cuando voy a un restaurante, lo primero que hago es mirar el estado en que se encuentran los servicios. El principal motivo que decidirá si me quedo a comer es ese. Igualmente opino si es una ciudad. A buen entendedor…

Y para terminar, voy a decirle un secreto a voces: Yo también amo la música. Y paso a recordarle que Guadalajara es la única ciudad capital de provincia que no tiene y no ha tenido nunca una BANDA DE MÚSICA MUNICIPAL. ¿Lo sabía? ¿Cómo quiere que presuma de una ciudad a la que le falta uno de los principales ejes de la cultura? Si quieren como si no, les voy a dar un consejo, miren cómo funciona la cultura musical en la denostada Venezuela y copien. Y si no quieren ir tan lejos, pregunten en cualquier ciudad española. Se lo pido por favor. 

Por todo lo expuesto y algunas cosas más, NO PRESUMO DE CIUDAD.

María Jesús Calvo García
Visto 2401 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.