¿Se imaginan pagar 30 euros por mega de conexión de internet como se cobraba al inicio de la era de Internet? Tengan en cuenta que el consumo ha subido exponencialmente, y ahora consumimos entre 100 o 600 Mb por casa, lo que supondría entre 3.000 y 18.000 euros al mes.