Agricultura no quiere fotos de las escorrentías de la planta de Chiloeches

Agricultura no quiere fotos de las escorrentías de la planta de Chiloeches

Comisiones Obreras denuncia que los coordinadores regional y provincial del Cuerpo de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha se presentaron ayer en la demarcación territorial alcarreña para llevarse todas las cámaras y sus tarjetas de memoria y consideran que esta actuación, que califican de  “inusitada e inexplicada",  persigue obstaculizar la labor de los agentes y les impide documentar gráficamente afecciones al medioambiente como las posibles escorrentías que las recientes lluvias pueden haber provocado en los vertidos de la planta de residuos de Chiloeches.

CCOO exige la devolución inmediata a los agentes medioambientales de las cámaras de fotos, "una herramienta de trabajo indispensable para la investigación de infracciones o delitos ambientales y para la elaboración de información técnica; y un medio de prueba fundamental en cualquier procedimiento administrativo o judicial", señalan.

Las cámaras de fotos son una herramienta de trabajo indispensable  para el desempeño diario de los agentes medioambientales, tanto en sus labores de investigación sobre infracciones o delitos ambientales como en la elaboración de información técnica sobre montes, vías pecuarias, plagas o especies protegidas, entre otras.

Las imágenes y grabaciones son indispensables hoy en día en casi cualquier procedimiento administrativo o judicial relacionado con el medio ambiente constituyendo una garantía para el ciudadano y un medio de prueba indispensable en la mayoría de los procedimientos administrativos y judiciales relacionados con agresiones contra el medio ambiente.

En estos momentos los funcionarios del Cuerpo de Agentes Medioambientales de la  demarcación territorial de Guadalajara no pueden dejar constancia gráfica de su trabajo.

Comisiones Obreras considera que esta acción se debe a impedir que se documenten gráficamente afecciones al medioambiente como son las posibles escorrentías que las recientes lluvias pueden haber provocado en los vertidos de la planta de residuos de Chiloeches, "casualmente ubicada en la demarcación territorial de Guadalajara; única demarcación en la que hasta el momento se ha ejecutado esta actuación. Y, por supuesto, dificulta el continuar realizando inspecciones a instalaciones de producción o gestión de residuos".

Por todo esto  CCOO, exige a la Consejería de Agricultura que "de las instrucciones necesarias de carácter inmediato para la devolución de estos equipos indispensables para el trabajo diario de los agentes".

Desde este sindicato recuerdan que esta situación atiende "a los mismos objetivos que  la llevada a cabo por el gobierno de Cospedal en 2012 al retirar los dispositivos V1 Azules a los Agentes Medioambientales y que  a día de hoy el gobierno de Page ha decidido no reinstalar a pesar de tener una sentencia que le obliga a ello y que parece ser ha decidido desobedecer".

Visto 1497 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.