Almonacid celebra musicalmente San Sebastián, patrono del Ayuntamiento

Almonacid celebra musicalmente San Sebastián, patrono del Ayuntamiento

La Villa de Almonacid de Zorita celebró ayer la fiesta de San Sebastián, que es el patrón del Ayuntamiento. Lo hizo en dos actos, ambos con matiz musical. Por la mañana hubo misa en honor al Santo, en la que actuó la Rondalla de Almonacid, y por la tarde, el Ayuntamiento programó un concierto de la Banda de Música de Almoguera, en El Molino.

A partir de las doce y media de la mañana, el párroco local, José María Rodrigo, oficiaba la ceremonia religiosa en la bellísima Iglesia de Santo Domingo de Silos. La presidió, como es costumbre, la talla en madera del mártir cristiano en Roma, una obra reciente, puesto que la original de San Sebastián se perdió en la Guerra Civil.

Desde tiempos inmemoriales, es, junto a la Virgen de la Luz, el patrón de la villa alcarreña. Existe rastro documental de una Cofradía del Santo a partir del año 1678, tanto en el archivo parroquial como en el municipal.  Y, aunque aquella hermandad ya no existe, lo que sí conservan los almorcileños es la fe en San Sebastián y el respeto por la tradición de la celebración.

Ayer, en representación del Ayuntamiento, acudían a la ceremonia religiosa, la alcaldesa de Almonacid, Elena Gordon, y las concejalas Beatríz Fuentes, Carla López, María Fernández de Heredia y Rosario Toledano. Estuvieron acompañadas por el diputado provincial Pedro Sánchez Yebra, la congresista Silvia Valmaña, José Carlos Tamayo, presidente de FELAN, y por el director provincial de Agricultura de la Junta de Comunidades, Santos López Tabernero. Cuando terminó la Misa, e invitados por el Ayuntamiento, los vecinos de la Villa que se acercaron, compartieron un aperitivo en el Casón de los Condes de Saceda.  Durante la ceremonia religiosa, la Rondalla interpretó diez temas, con su habitual buen hacer musical.

Y ya por la tarde, en El Molino, a partir de las 18 horas, la Banda de Música de Almoguera, ofreció una actuación memorable, invitada para la ocasión  por el Ayuntamiento de la villa almorcileña. Cerca de 200 personas llenaron la nave principal del edificio para escuchar el concierto. Su director, José Manuel Ruiz Pina, supo, una vez más, sacar lo mejor de sus cerca de 60 músicos, con edades comprendidas entre los diez, y los cincuenta y dos años. De sólida estructura, la banda tiene sección de viento metal, viento madera y percusión. En todo caso, Ruiz Pina recordaba que, aunque ayer se presentaran como Banda de Almoguera, sus integrantes proceden de hasta cinco pueblos diferentes de La Alcarria: Yebra, Mazuecos, Albares, Driebes y, naturalmente, Almoguera.

La buena sonoridad de El Molino, como se encargaba de subrayar el director, enalteció las diez piezas, y la correspondiente propina, que tocaron. Entre ellas, pasodobles, música de película, como los temas centrales de las bandas sonoras de 'Los siete magníficos', 'El puente sobre el río Kwai' o pasodobles como 'Sierra de Luna'. El concierto lo prologó la concejal de Bienestar Social, María Fernández de Heredia, que agradeció la visita de la Banda almoguerana, y también, especialmente, el trabajo que, dirigido por José Manuel Ruiz Pina, han llevado a cabo para escribir los arreglos para banda del Himno de la Virgen de la Luz, patrona de Almonacid, y ensayarlo para tocarlo, posteriormente.

Una doble interpretación del Himno le puso el broche de oro al concierto y fue, sin duda, su momento más emotivo. Después de tocarlo por primera vez en su versión sólo musical,  el director hizo entrega a la alcaldesa de Almonacid, Elena Gordon, y a la presidenta de la Hermandad de la Virgen de la Luz, Rafaela Castuera, de la partitura original con los arreglos para todos los instrumentos de la banda. A partir de ahora, forman parte del archivo municipal. “La idea partió de Angel Cisneros, vecino de Almonacid. Fue él quien se puso en contacto conmigo. Con mucho gusto, he puesto mi máximo empeño en escribir los arreglos para banda. No había derechos de autor, ni los habrá ahora tampoco, porque, por supuesto, no los reclamaré para que la Villa de Almonacid pueda escuchar el himno sin cortapisa ninguna”, afirmó ayer José Manuel Ruiz.

En la segunda interpretación, muchos de los asistentes, puestos en pie, acompañaron a los músicos con sus voces. Con los sentimientos a flor de piel, cantaron el Himno, compuesto por José Dominguez Málago, que dice así: ¡Oh!, María Aurora Inmaculada, Que trajiste al divino sol, Jesús, Madre mía de gracia colmada, Y hermosura del cielo cual su azul, Mi alegría es patrona adorada, Virgen de la Santa Luz.  Como estrella encantadora, Sois dulce madre virginal, Excelsa reina y señora, De salvación, faro celestial. Madre de la luz divina, Nunca nos podremos olvidar, Que siempre nos iluminas, Como un lucero desde ese altar.  Quiso la banda tocar un último pasodoble para despedirse de Almonacid entre los aplausos del público.


Medios

Visto 617 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.