Almonacid de Zorita también celebra sus Águedas

Almonacid de Zorita también celebra sus Águedas

Almonacid de Zorita celebró el viernes sus 'Aguedas', una fiesta popular que tradicionalmente se había guardado en la villa, pero que a finales de los años cincuenta por motivo del éxodo rural,  dejó de hacerse. En 1998, hace ahora 18 años, el grupo de baile de Almonacid restauró esta antigua y popular costumbre, apoyado por la Asociación de Mujeres. Desde entonces, ininterrumpidamente y en el fin de semana próximo al 5 de febrero - este año 2016 se ha celebrado en viernes, el mismo día de la festividad- son las almonacileñas quienes toman el mando.

A partir de las seis de la tarde,  los dulzaineros y redoblantes del grupo 'Los kalaberas', de Guadalajara, le daban la pertinente pátina musical al evento, en las inmediaciones de la Casa Consistorial de Almonacid de Zorita, anunciando la fiesta con sus tonadas a propios y extraños.

Poco a poco las mujeres llegaban al salón de Plenos del Ayuntamiento. Una vez allí, una mano inocente se encargaba de que la suerte decidiera quién iba a ser la alcaldesa de Santa Agueda. Quiso la fortuna que la elegida fuera Rosa Ruiz, precisamente una de las mujeres que aportó su inquietud y entusiasmo para recuperar la bonita tradición de las Aguedas a finales del siglo pasado.

Rosa recibió el bastón de mando de manos de la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Almonacid, Rosario Toledano. La alcaldesa de Santa Agueda recibió el cetro emocionada y también el aplauso del resto de las participantes en la fiesta. Bastón en mano, deseó una feliz celebración a sus compañeras, al tiempo que también lanzaba el reto de recuperar la receta del que fuera dulce típico de la fiesta, los pestiños, “que en Almonacid se hacían con una masa especial, parecida a la de las rosquilla pero con otro toque”. Recién elegida, 'Los Kalaberas' le dedicaron el 'vals de las guapas', que le hizo sonrojarse. 

En la misma Plaza Mayor de Almonacid, la águedas almonacileñas se marcaron, con mucho estilo, unos bailes al son de las piezas de los dulzaineros. A continuación comenzaron una musical procesión camino de la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Silos pasando por delante de la botica que inspiró al poeta León Felipe. 

Después de la Misa, presidida por una imagen de escayola de la Santa adquirida por la Parroquia en los primeros años de la recuperación, la comitiva con la nueva alcaldesa al frente, continuó desfilando por las calles de Almonacid hasta el Hostal los Arcos, local al que le ha correspondido este año acoger la parte gastronómica de la fiesta. Las Aguedas de Almonacid terminaron, después de la cena, con bingo, chanzas y risas, destacando la participación y armonía del grupo.

Visto 4771 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.