El alcalde y el director provincial de Bienestar Social felicitaron a plantilla y usuarios de la instalación. El alcalde y el director provincial de Bienestar Social felicitaron a plantilla y usuarios de la instalación.

Cabanillas celebra una década del Centro de Día para mayores

El Centro de Día para Mayores de Cabanillas del Campo ha celebrado este lunes un acto para conmemorar los diez años de funcionamiento de la instalación; una fiesta en la que se ha dado cita la práctica totalidad de la plantilla, así como los usuarios y usuarias del centro. El acto, abierto al público, ha sido presidido por el alcalde de Cabanillas, José García Salinas, y ha contado con la presencia del director provincial de Bienestar Social, José Luis Vega, así como con varios concejales de la corporación municipal, que han querido acercarse a participar del evento. El salón de actos de la instalación se llenó para la ocasión.

Abrió el acto del Aniversario la directora del centro, María Sousa, quien recordó cómo fueron los inicios del funcionamiento del centro, y destacó el papel de la plantilla en haber conseguido en este tiempo “dotarle de una personalidad propia”. Sousa, que lleva al frente del centro desde su apertura, ha querido recordar la ilusión con la que el Centro abrió en el municipio, logrando solventar una acuciante necesidad social: tener un lugar de atención a los mayores, que permitiera a las familias compaginar su vida laboral con la atención de sus seres queridos. Sousa ha tenido también unas cariñosas palabras para dos de las usuarias del centro que siguen utilizándolo a día de hoy, y que están en el SED desde su inauguración.

Por su parte, el director de Bienestar Social, José Luis Vega, ha felicitado al Ayuntamiento por el dinamismo y el empeño con el que se trabaja en este Centro de Día, y también ha a la plantilla, por la dedicación y cariño que ofrecen a los ancianos que lo utilizan cada día.

El alcalde de Cabanillas, José García Salinas, ha querido tener un reconocimiento específico para cada una de las trabajadoras de la instalación, que se vuelcan en atender a los mayores del municipio. “Esta instalación es lo que es gracias a vuestra dedicación. Desde el conductor a las terapeutas, pasando por las cuidadoras o el personal de limpieza, todos cuantos dais lo mejor de vosotros mismos en el trabajo hacéis que el Centro de Día de Cabanillas sea una referencia de funcionamiento, tanto en la provincia como fuera de ella”, ha destacado García Salinas, quien también ha tenido palabras de reconocimiento para el ex alcalde de la localidad, Jesús Miguel, que fue la persona que puso todo el empeño y los medios para que la construcción de la instalación fuera una realidad.

Tras los discursos, el alcalde, el director provincial y los concejales presentes en el acto han entregado unos diplomas conmemorativos a todas las personas usuarias del Centro; no sólo a los mayores, sino también a tres jóvenes con discapacidad funcional que utilizan este centro en un programa de formación que funciona desde el pasado mes septiembre, con un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la “Asociación Caminando”. Además, se han entregado también diplomas de recuerdo a todas y cada una de las personas que trabajan en el centro, en reconocimiento de la labor que desempeñan.

A continuación, las trabajadoras del centro han sido las protagonistas, soplando las velas de una gran tarta de cumpleaños. Asimismo, se ha proyectado un vídeo conmemorativo elaborado por una de ellas, donde se recogían imágenes de la historia y la actividad ordinaria que se realiza en este recurso de atención social.

El acto ha culminado con una fiesta amenizada por el cantante navarro afincado en Cabanillas del Campo Javier Purroy, quien ha interpretado varios temas para los mayores de la instalación.

2007 – 2017: Diez años en Cabanillas

El Centro para Mayores de Cabanillas del Campo, con su Servicio de Estancias Diurnas, se inauguró el 14 de marzo de 2007, en una ceremonia presidida por quien era alcalde de la localidad, Jesús Miguel, y a la que acudió el entonces consejero de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Tomás Mañas. Se abrió con 20 plazas (la mitad de ellas destinadas a mayores con problemas de Alzheimer o demencia senil) y lo hizo tras casi tres años de obras.

El edificio se levantó en una parcela municipal que cedió el Ayuntamiento y que se encuentra en la calle Isaac Albéniz, y su construcción fue cofinanciada por el Ayuntamiento y la Junta de Comunidades, institución que aportó más de un millón de euros para la construcción y el equipamiento. Se trata de un edificio de dos plantas, con una superficie útil de más de 750 metros cuadrados, y que además de instalaciones para el Servicio de Estancias Diurnas ofrece actividades lúdicas, así como servicios variados como peluquería, fisioterapia, terapia ocupacional, atención médica o talleres de actividades cognitivas, físicas o de manualidades. “La apertura del centro era una reclamación constante que teníamos. El recurso hacía mucha falta en el municipio, necesitábamos que las familias de Cabanillas, que entonces crecía con mucha intensidad, tuvieran una instalación donde poder dejar a sus mayores atendidos mientras acudían a sus obligaciones laborales. Había mucha demanda, y lista de espera”, recuerda hoy el entonces primer edil, Jesús Miguel. Lo más complejo de la obra, asegura el ex alcalde, “fue que la hicimos al mismo tiempo que se estaba construyendo la plaza del Pueblo y el actual Ayuntamiento, y hubo que redoblar esfuerzos”.
 
En la actualidad, el Centro de Día cuenta con una plantilla de 17 profesionales, y hay 23 personas mayores (21 mujeres y 2 hombres) atendidos cada mañana en el Servicio de Estancias Diurnas. A estos 23 mayores se les suman los tres jóvenes con diversidad funcional que realizan un taller de formación adaptado a sus necesidades, a través del acuerdo con la Asociación Caminando. Además de los usuarios que acuden a diario, el Centro también es utilizado puntualmente por cientos de mayores de la localidad, que son socios de la instalación y que participan puntualmente en las actividades físicas, lúdicas y culturales que se organizan de manera habitual. Se trata de talleres variados, como los de Ortografía, Manualidades, Gerontogimnasia, Pintura, Labores, Memoria o Rehabilitación, entre otros. Además, desde el pasado otoño, los viernes por la tarde hay actividades como baile o cines a través del programa “Tiempo de Ocio para Mayores”.

Para ser socio del Centro de Día de Cabanillas sólo es necesario tener 60 años cumplidos o ser pensionista de más de 50 años y estar empadronado en Castilla-La Mancha. Mientras, la admisión en el SED requiere de una valoración específica por parte de los Servicios Sociales de la Administración.

Visto 1063 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.