Miles de personas se echan a la calle para recibir a los Reyes Magos, en la Cabalgata más multitudinaria vivida en Cabanillas del Campo. Miles de personas se echan a la calle para recibir a los Reyes Magos, en la Cabalgata más multitudinaria vivida en Cabanillas del Campo.

Cabanillas se vuelca en una espectacular Cabalgata de Reyes

 

Miles de personas han desbordado este domingo todas las previsiones y han salido a la calle para vivir la mágica tarde de la Cabalgata de Reyes Magos 2020. La coincidencia con el fin de semana, el tiempo muy agradable, y la vistosidad que esta cita ha ido ganando en los últimos años en Cabanillas del Campo, han sido la combinación perfecta para que la localidad haya vivido el desfile de Reyes más multitudinario que se recuerda.

Tras una visita de los Reyes a la Residencia de Ancianos "El Parque", la Cabalgata salía puntual desde la Casa de la Cultura a las 18:30 de la tarde. Abría el desfile la "BatuCaba", el grupo de Batucada de la Escuela Municipal de Música, y tras él se sucedían los personajes fantásticos, carrozas de motivos infantiles, y grupos de animación y música, hasta que la carroza de los Reyes Magos (este año con los tres reyes en la misma) cerraba la comitiva.

Se pudieron ver multitud de atracciones, personajes y exhibiciones durante el desfile. Desde un espectacular coche tuneado, a personajes como Doraemon y las Tortugas Ninja, una formidable banda de música de tambores y vientos, zancudos, bailarinas, acróbatas, un samurai, personajes de circo, o vistosas carrozas llenas de niños, con motivos como Lady Bug o unos dinosaurios. También amenizaron la llegada de los Reyes grupos de música medieval ataviados con espectaculares trajes, o una comparsa con personajes chinos y un dragón.

Así, la Cabalgata recorrió la calle Juan Rhodes hasta la Plaza de la Iglesia, donde la carroza de los Reyes detuvo su camino para que Sus Majestades, Melchor, Gaspar y Baltasar, descendieran de la misma, y se acercaran al Belén Viviente que cada año monta en las puertas de la Iglesia la Asociación San Blas.

Tras la recreación de la Adoración de los Reyes al Niño Jesús, y la simbólica entrega del oro, el incienso y la mirra, la comitiva continuó su camino por la calle Benalaque, hasta finalizar en una Plaza del Pueblo que literalmente se abarrotó de público, con unas 4.000 personas congregadas.

Los Reyes fueron recibidos en el Ayuntamiento por el alcalde y la corporación municipal, y subieron al balcón consistorial para saludar a los niños y niñas de la localidad.

"En vuestras cartas nos habéis pedido un montón de cosas: juguetes, bicicletas, videoconsolas... Nosotros os queremos pedir ahora que paséis todo el tiempo posible en compañía de vuestros seres queridos: familia, amigas, amigos, vecinos y vecinas. Si encontráis una bicicleta bajo el árbol, que sea para pasear juntos o ir al BiciCuentos. Si os dejamos una consola, que sea para llenar el comedor en compañía con la que jugar. Si es una pelota, que sea para que la cancha del Buero Vallejo o de otros parques de Cabanillas se llene de jugadores. Porque todo momento compartido con quienes queréis, es un instante feliz, y ese es el tiempo realmente vivido", dijo Gaspar, el Rey Mago que leyó el discurso de Sus Majestades. Gaspar también se acordó de pedir a los mayores "que volváis la vista atrás, al menos esta noche tan mágica y especial, y sintáis de nuevo el privilegio de ser niño o niñas. Y como dijo el poeta, regresad a ese tiempo en el que no hay tiempo".

Tras el discurso real se encendió una pequeña pirotecnia desde el tejado del Ayuntamiento, al tiempo que desde la Plaza del Pueblo comenzaba el reparto de miles de raciones de roscón y chocolate, preparadas y ofrecidas por la Asociación de Mujeres de la localidad. Mientras, en el vestíbulo del Ayuntamiento los Reyes Magos procedieron a recibir a aquellos niños y niñas que quisieron saludarles personalmente, poniendo fin a una mágica tarde llena de luz, color y música.

Visto 450 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.