Cayetano cortó sus dos orejas en Brihuega bajo una intensa lluvia. Foto: J. Fraile. Cayetano cortó sus dos orejas en Brihuega bajo una intensa lluvia. Foto: J. Fraile.

Cayetano triunfa bajo el diluvio en media corrida, en Brihuega

Como si de una broma macabra, se tratase, un pintor loco dibujo una nube que sentenció la corrida de primavera, esta edición con algo menos de público y de caras conocidas.

Plaza de Toros de la Muralla Brihuega.
3/4 generosos de entrada.
Toros de Núñez del Cubillo.
Lluvia, incesante desde el 2 toro. que obligo a suspender, tras la muerte del tercero por presentarse el ruedo impracticable.
Sebastián Castella. Silencio
José María Manzanares. Silencio.
Cayetano. 2 orejas.

Es difícil, pensar en una composición para que Brihuega, tenga ritmo en la taquilla, José Luis Viejo, empresario del azulejo y ganadero,  apuesta por su pueblo y por su plaza. Llenar la muralla,  es el objetivo año tras año, no es tarea fácil.

Pero al continente hay que darle contenido, los tres toritos de Núñez del Cubillo, con las caras lavadas no convencen y de eso se deben de dar cuenta las llamadas figuras.

El comentario entre el gentío que abarrotaba el graderío era el cielo, y el  lienzo azul , se cubrió de tonos grises los del pintor loco que colocó la nube sobre el segundo de la tarde. Antes Castella, sorteó un jabonero, con el que poco pudo hacer, ni tan siquiera le metieron las cuerdas en el caballo. El de Núñez del Cubillo llegó derrumbando a los engaños de Castella, que terminó  desesperado y no quiso darse mucha coba. Estocada entera siendo silenciada su actuación.

Manzanares, lanceó a su único oponente a la verónica, otro ejemplar que no termino de empujar los engaños de Manzanares, la lluvia se adueño de la escena en un acto que no tendría demasiados argumentos por el escaso fondo del burel, estocada y silencio para Manzanares. 

El barro y el agua, no detuvieron las ganas de agradar de Cayetano, que dentro del escaso juego de los toros lidiados con anterioridad, el que se corrió en tercer lugar resulto mas movido, Cayetano lo recibió con una larga desde el tercio, para más tarde torearlo a la verónica y abrochar el saludo capotero con una media, animando así el cotarro.

Los banderilleros con sus gestos contrariados ante un ruedo imposible, hicieron prever  que tras la muerte del tercer toro se suspendería la corrida, pero tiro de raza y conseguiría alguna serie de muletazos por el pitón derecho, con ajuste en los de pecho, molinetes de rodillas y un desplante antes de enterrar el acero que viajó atravesado. Cayetano disfrutó mas que de la faena en sí, del agua y del barro, el público gritó más que pidió las orejas y el presidente le concedió los dos trofeos. Imposible continuar la lidia entre el barro y el agua. La corrida se suspendió definitivamente.


Galería Gráfica Corrida de Primavera - Brihuega Fotos: J. Fraile


Medios

Visto 4204 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.