El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha firmado hoy un convenio con la Mancomunidad Vega del Henares para impulsar la conversión del residuo orgánico en compostaje agrícola en la provincia de Guadalajara. El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha firmado hoy un convenio con la Mancomunidad Vega del Henares para impulsar la conversión del residuo orgánico en compostaje agrícola en la provincia de Guadalajara.

Desarrollo Sostenible apoya el reciclaje de orgánico en el Corredor del Henares

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero ha firmado, esta mañana en Guadalajara, un convenio de colaboración con la Mancomunidad Vega del Henares, MVH, para impulsar la recogida selectiva del residuo orgánico en la zona industrial del Corredor del Henares y transformarlo en compostaje agrícola respetuoso con el medio ambiente. Esta iniciativa se enmarca dentro del modelo de economía circular que la Consejería de Desarrollo Sostenible ha definido como una de sus líneas estratégicas para desarrollar a lo largo de esta legislatura. En este sentido, la próxima aprobación de la Ley de Economía Circular colocará a Castilla-La Mancha como la primera región española en contar con una normativa propia en esta materia medioambiental.

Durante el acto celebrado en la sede de la Delegación de la Junta en Guadalajara, Escudero, que ha estado acompañado del delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles y del presidente de la Mancomunidad Vega del Henares, Santiago Casas, ha subrayado que se trata de “un convenio para colaborar en la mejora de la recogida y tratamiento de los biorresiduos con el objetivo de hacer posible esa tendencia a la eliminación de residuos y con la mirada puesta en uno de nuestros objetivos prioritarios, la economía circular”.

Asimismo, el consejero ha destacado el valor ambiental de este tipo de programas que se desarrollan conjuntamente con los centros educativos de la región como una actividad de fomento  de la educación ambiental: “Este proyecto se inscribe dentro del Plan Integrado de Gestión, refuerza la educación ambiental y da un paso adelante en las tres R de reducir, reutilizar y reciclar con las que junto a la ciudadanía tratamos de dejar un mejor planeta”.

La financiación del convenio suscrito entre el área de Desarrollo Sostenible y la Mancomunidad Vega del Henares asciende a 15.708 euros, que se dividen en dos iniciativas: la recogida y la separación de bioresiduos para la que se destinan 6.060 euros y el proyecto de Henares Agrocomposta, que cuenta con una dotación de 9.708 euros, de los que el 20 por ciento son aportados por la Mancomunidad Vega del Henares.

El Gobierno regional se propone como meta alcanzar acuerdos similares con otras mancomunidades castellano-manchegas y las diputaciones provinciales. El objetivo es “hacer de la Economía Circular una realidad que contribuya a mejorar la sociedad”, ha concluido Escudero.

73 toneladas de orgánico desde 2017

El programa Henares Agrocomposta al que se adhiere el Gobierno de Castilla-La Mancha, nació en la primavera de 2017 con el objetivo de implantar la recogida selectiva de la franja de orgánico en las nueve localidades de la zona del Corredor del Henares que integran la Mancomunidad Vega del Henares para su posterior reconversión en compost de alto contenido fertilizante, destinado a explotaciones agrícolas ecológicas o convencionales de esta zona industrial de la provincia de Guadalajara. 

El programa, basado en el modelo de economía circular, se ha desarrollado, a través de un sistema de separación de orgánicos en los comedores de ocho centros escolares, además de residencias y otras empresas colaboradoras, que posteriormente se entregan a agricultores vinculados al proyecto para completar el proceso de agrocompostaje. En concreto, se emplean técnicas de pequeño agrocompostaje que se mezclan con una cantidad equivalente de restos de poda en dos huertas en Cabanillas y Galápagos. Además, el proyecto se define por su espíritu educativo mediante la realización de talleres en los centros educativos y la visita a las huertas con el fin de que los escolares conozcan el ciclo completo de la materia orgánica.

Desde mayo de 2017 hasta junio de 2019, este programa ha logrado recoger más de 73 toneladas de modo selectivo en contenedores marrones en ocho colegios ubicados dentro de los municipios de Azuqueca, Alovera, Marchamalo, Cabanillas y Yunquera, integrados en la Mancomunidad Vega del Henares.

El fin último de este proyecto es cumplir con la normativa de la Unión Europea que establece que los municipios de los estados miembro deben reciclar el 50 por ciento de todos los residuos generados a partir de 2020. Con este programa sostenible cooperan también la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, COAG, en Castilla-La Mancha y la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Visto 274 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.