Palacio del obispado en SigÑuenza. Palacio del obispado en SigÑuenza.

La Diócesis de Guadalajara aparta finalmente al cura condenado por abusos

El Obispado de Sigüenza-Guadalajara ha decidido finalmente apartar de la misión pública al religioso agustino, Celso García, condenado en 2012 por abusos a menores y que tras salir de la prisión, en 2015, había sido nombrado párroco en 24 pequeñas localidades de Guadalajara, en la comarca de Molina de Aragón.

En un comunicado, el Obispado había explicado ayer que había acogido de forma provisional al monje agustino Celso García y llevaba a cabo "un seguimiento minucioso de su actividad para garantizar su recto comportamiento" ya que el religioso se había comprometido "a tener especial cuidado" en su relación con niños.

No obstante, fuentes del Obispado confirmaban a este medio al medio día de hoy que el fraile ha sido apartado de la pastoral de la Diócesis y que será encomendado a sus superiores, ante las informaciones publicadas tras desvelar la noticia el diario El Pais, en su investigación sobre la pederastia en la Iglesia. Apate de esta cuestión el Obispado no ha querido antever más preguntas ni realizar más declaraciones

El religioso fue denunciado en 2010 por tres menores de 11 y 12 años de la escolanía del monasterio de El Escorial, donde era profesor y además de cumplir la condena penal entre 2012 y 2015 se llevó a cabo el correspondiente proceso canónico, una investigación paralela a la judicial tras la cual había sido destinado a esta zona rural bajo la supervisión directa del Obispado de Sigüenza-Guadalajara para asegurar su reinserción.

Visto 1223 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.