Dos de los astados se quedaron en el primer tramo de campo abierto y cornearon a dos corredores. Dos de los astados se quedaron en el primer tramo de campo abierto y cornearon a dos corredores. Foto: J. Fraile

Dos heridos por asta de toro en el encierro de Brihuega

Cuatro personas han sido trasladadas al Hospital de Guadalajara, dos de ellas heridos por asta de toro en el encierro celebrado ayer tarde en Brihuega, declarado Fiesta de Interés Turístico Regional en 2009 y considerado uno de los más antiguos de España, que de nuevo registró una participación multitudinaria, con cerca de 10.000 personas según las estimaciones de la organización.

Además de los dos corredores corneados, ambos en campo abierto, el balance provisional del festejo taurino ha requerido un total de 25 atenciones sanitarias hasta las 21 horas, la mayoría por caídas y contunsiones, habiendo sido trasladados cuatro corredores al centro hospitalario.

Tras el tradicional "Parapachumba", con las peñas siguiendo a la banda de Brihuega a ritmo de pasodoble por el recorrido del encierro, desde el Parque de Maria Cristina hacia la plaza, y el aviso de los tres cohetes, a las seis y media exactas se soltaban los cuatro astados desde los toriles de la Plaza de la Muralla, que recorrían las calles de Brihuega, acompañados de cientos de corredores, sin provocar incidentes, hasta su salida a campo abierto.

Aunque dos astados enfilaron directamente hacia el paraje de la "Boquilla", acompañados por decenas de caballistas, otros dos se resistían a hacerlo. Se quedaron en el entorno de un pequeño chalé peleando entre ellos a cornada limpia, llegando a romper el vallado de esta casa y provocando la huida de numerosos corredores que se refugiaban en su perímetro, acabando un astado junto a la piscina, algo maltrecho con alguna cornada recibida por su compañero.

Fue en este primer tramo de campo abierto, donde se produjeron las dos cogidas, a dos corrredores que apuraron las distancias con el astado, en mitad de la maleza.

Uno de los astados incluso regresó en varias ocasiones por el camino de nuevo hasta el pueblo, aunque al permanecer cerrado ya el circuito, con la puerta vallada dispuesta para ello, no pudo volver a entrar al pueblo.

Y fue en este primer tramo de campo abierto, hacia la zona conocida como las casetas, donde se produjeron las dos cogidas, a dos corrredores que apuraron demasiado las distancias con el astado, en mitad de la maleza.

Ya de madrugada, las reses volverán al corral, a la plaza de San Felipe de Brihuega, en la conocida como Bajada de los Toros.

Amplia galería de fotos del encierro de Brihuega 2016

Visto 3779 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.