En agosto de 2018 comenzaron los trabajos de consolidación del castillo. En agosto de 2018 comenzaron los trabajos de consolidación del castillo.

El castillo de Galve sale de la lista roja de patrimonio pero sigue en ruinas

El Comité Científico de la asociación Hispania Nostra ha decidido sacar el castillo de Galve de Sorbe, en Guadalajara, de la Lista Roja del Patrimonio que elabora la institución, para pasar a la Lista Verde,  tras las obras de rehabilitación y reforma llevadas a cabo por sus actuales propietarios, con las que asegura "está recuperando su antiguo esplendor".

En agosto de 2018 comenzaron los trabajos de consolidación del castillo, en una primera fase de desescombro, limpieza y demolición de elementos puntuales no protegidos. Se han retirado los materiales de fibrocemento y uralita utilizados en la restauración de los años 70, y la cubierta de esta época, dejando al descubierto la construcción original y las marcas de cantero encontradas en los sillares. Actualmente continúan las obras, explican desde Hispania Nostra.

Sin embargo, desde la Asociación Castillo de Galve no comparten y considera errónea y precipitada la decisión de Hispania Nostra de retirar el castillo de Galve de Sorbe, edificado en el siglo XV y de titularidad privada, de su Lista Roja del Patrimonio.

"Ni se ha salvado al castillo de la ruina, ni se han terminado las actuaciones ejecutadas hasta la fecha por sus dueños, ni existe ningún proyecto de rehabilitación integral de cara al futuro. Esta entidad se felicita de los avances experimentados durante los últimos meses, pero recuerda que aún quedan muchos pasos que dar para certificar la salvación de un monumento declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y cuyos propietarios habían sometido al abandono hasta que esta asociación levantó la voz", señalan en un comunicado. 

Recuerdan que a raíz de la presión social e institucional de la Asociación Castillo de Galve, y como consecuencia de la sanción económica impuesta por la Junta de Castilla-La Mancha por vulnerar la legislación en materia de patrimonio, los propietarios del castillo comenzaron el verano pasado una serie de intervenciones encaminadas, no a restaurar el edificio, sino a garantizar su conservación, tal como exige la ley. Se ha procedido a realizar trabajos de consolidación del castillo, y labores de desescombro, limpieza y demolición de elementos puntuales no protegidos. Estas labores incluyen la retirada de los materiales de fibrocemento y uralita utilizados en la restauración de los años 70. Los técnicos de Patrimonio han traslado a esta asociación que los trabajos que están obligados a realizar los dueños del castillo aún no se han completado. 

La Asociación Castillo de Galve, después de casi 12 años de actividad, recuerda que si se están ejecutando obras es gracias a la lucha de esta entidad y de todos los particulares que han prestado su respaldo de forma desinteresada. La asociación galvita, que agradece la colaboración del Ayuntamiento de esta localidad, se muestra cauta y prudente ante los pasos dados por la propiedad, teniendo en cuenta el largo historial de incumplimientos y el maltrato al que ha sometido al edificio.

Finalmente, ante los rumores difundidos durante los últimos días, la Asociación Castillo de Galve señala que no tiene conocimiento de ningún compromiso en firme por parte de la propiedad del edificio de dotarlo de un uso en el futuro. Es más, considera que la prioridad ahora es apuntalar la consolidación del castillo y evitar alimentar expectativas que, como ha ocurrido en el pasado, no conducen más que a la frustración. Lo primero es cumplir la legislación, que exige mantener el castillo en buen estado de conservación

Visto 230 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.