El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mantenido una reunión en el Palacio de Fuensalida, con el presidente de Paradores España, Oscar López, a la que ha asistido el alcalde de Molina, Francisco Montes El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mantenido una reunión en el Palacio de Fuensalida, con el presidente de Paradores España, Oscar López, a la que ha asistido el alcalde de Molina, Francisco Montes (Fotos: A. Pérez Herrera //JCCM)

El Parador de Molina será el número 100 de España, pero ya en 2020

No hay fecha comprometida para el final de las obras del Parador de Molina, pero sí buenas expectativas de que estas continúen a buen ritmo ya hasta el final. Así al menos lo piensa el alcalde de Molina, Francisco Montes, que esta mañana participaba en Toledo en la reunión que al presidente de Paradores de España, Oscar López, mantenía con el presidente regional Emiliano García-Page y con la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

"Esta era una reunión muy esperada y que ha resultado muy positiva porque tenemos el compromiso de que las obras van a ir rápido y seguidas", manifestaba el alcalde de Molina tras el encuentro, en el viaje de retorno a Molina de Aragón. Preguntado por una fecha concreta para la inauguración, Montes, sin embargo no quiso comprometerse "con las obras ya se sabe", pero apuntaba que esperan que este sea el Parador Nacional número cien.

Puesto que ahora mismo existen 98 Paradores Nacionales, esto supondría que el de Molina se inauguraría después del de Ibiza, pero antes que el de Morella, en Castellón, que son los otros dos que están en construcción. Para el de Ibiza, que también lleva más de ocho años empantanado,  se baraja la fecha de semana Santa de 2020 como fecha de apertura, así que habrá que colocar después de esta fecha las previsiones para el de Molina de Aragón y ver si se cumple la última previsión oficial, que es la que daba la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, en febrero de 2019, diciendo que las obras del Parador de Molina acabarían en 2020.

La cautela sobre los plazos del alcalde de Molina es más que comprensible, para un Parador que lleva anunciado por Zapatero desde 2005, como compensación tras el incendio de La Riba, que no tuvo maqueta y proyecto hasta 2010, que tuvo dos escenificaciones de primeras piedras en la campaña electoral de 2011, con Barreda de presidente regional, y cuyas obras se iniciaron definitivamente en 2015 con Cospedal de presidenta regional y un proyecto más reducido que debía estar acabado este 2019.

De hecho, Francisco Javier Montes, recordaba hoy que el proyecto inicial contemplaba 80 habitaciones y muchos servicios complementarios y el que se está haciendo ahora solo 22 habitaciones, ya sin spas ni parking subterráneo, y acusaba a Cospedal de meter "ese tijeretazo al Parador", aunque dijo "ahora ya toca conformarse y hacer que sea una realidad".

Montes además señalaba, que a pesar de los muchos rumores, las obras no han estado paradas en ningún momento este año, salvo en las pasadas navidades, por vacaciones, y que está solucionado del todo el problema de retranqueo de la línea de media tensión que ya se ejecutó en primavera. "De momento ya está acabada toda la estructura y en breve se pondrá la cúpula", asegura el alcalde de Molina.

Y para ir preparando el futuro, el Ayuntamiento de Molina quiere lanzar un proyecto de adecuación de todo el entorno del futuro Parador, así como comprometer la financiación de distintas Administraciones para acometer la mejora de los accesos.

También celebra que se haya puesto ya en marcha este curso el módulo de restauración en la FP que se imparte en Molina, porque confía que el Parador traiga una buena oferta de empleo para la zona bajo el brazo.

Mejoras en otros Paradores de Castilla-La Mancha

Pero además de hablar acabar el Parador de Molina de Aragón, el presidente de Paradores de España, Oscar López, hoy también confirmaba en Toledo que hay prevista una partida de dos millones de euros para la mejora de la red de Paradores de Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha cuenta con ocho paradores de los que seis corresponden a hoteles monumentales e históricos, los de Alarcón, Almagro, Cuenca, Toledo, Oropesa y Sigüenza y dos más que son los de Albacete y Manzanares, que  responden a la filosofía de hoteles urbanos.

Como dato curioso vamos a reseñar que el Parador de Sigüenza, que fue el primero de Guadalajara, se tardó en construir solo cuatro años de 1972 a 1976, aunque su inauguración oficial fue en 1978 con la visita del Rey Juan Carlos y la reina Sofía, y aunque se hizo sobre las ruinas del castillo, la mayor parte fue obra nueva. 

Cronologia del Parador de Molina

Febrero 2019: La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, ante la Comisión de Industria, Comercio y Turismo en el Congreso de los Diputados, reconoce que las obras van más lentass porque hay que retranquear una la línea de media tensión que pasa al lado. Dice que se retomarán en abril y que el Parador estará acabado en 2020.

Mayo 2018: El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio (PP), visitó las obras del Parador de Molina. Entonces dijo que las obras se encentraban ejecutadas en menos del 50 por ciento. Explicó durante el año 2017 las obras se han centrado en la cimentación y la estructura del edificio y en 2018 se trabajará en la cubierta y completar el resto de instalaciones. Fijó el fin de la obra en el plazo de un año.

Agosto 2014: El Consejo de Ministros ha aprobado la inversión de 19,8 millones de euros en el proyecto del nuevo parador de Molina de Aragón. Tras el visto bueno del Ejecutivo, Turespaña, organismo adscrito al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, puede proceder a modificar la encomienda que en el año 2011 hizo a Tragsa, empresa dependiente de la SEPI, para dar luz verde a la construcción del edificio, que contará con 42.014 metros cuadrados  y albergará 22 habitaciones dobles, cafetería-bar, comedores, 2 salones de convenciones, zona relax, salones sociales, jardines y aparcamiento de 60 plazas. La inversión prevista era 19'8 millones de euros.

Octubre 2012: La secretaria de Estado de Turismo, Isabel María Borrego (PP), confirmó que las obras del Parador del Molina de Aragón  se van a ejecutar pero que primero hay que estudiar como adaptar el proyecto inicial a la realidad presupuestaria actual para que este sea rentable.

Enero de 2012: Ramón Aguirre (PP) como presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) dijo que el Parador estaría terminado en 36 meses.

Septiembre de 2011: El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, puso junto al secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, la primera piedra del Parador de Molina

Mayo 2011: El Consejo de Ministros aprobó una partida presupuestaria cercana a los 23 millones de euros para la construcción del Parador de Molina de Aragón.

Mayo 2010: El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, presentó junto al secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida (PSOE) la maqueta del futuro Parador de Molina de Aragón. Entonces el proyecto ocupaba una superficie de 21.000 metros cuadrados y tenía 80 habitaciones dobles, varias de ellas suites, cafetería, comedor principal y de desayunos; salones de convenciones y de banquetes; salones sociales; spa con piscina cubierta incluida; aparcamiento cubierto y jardines. Estaba presupuestado en 29 millones de euros.

Julio de 2005: Los 13 alcaldes de los pueblos afectados por el incendio de Guadalajara se reúnen en la Moncloa con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se compromete a poner en marcha un plan integral de recuperación de la zona, incluida la construcción de un Parador de Turismo en Molina de Aragón.

Visto 428 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.