La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, y el alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, han rubricado hoy el acuerdo sobre el Plan Astra. La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, y el alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, han rubricado hoy el acuerdo sobre el Plan Astra.

Los autobuses de Marchamalo del Plan Astra empezarán a funcionar el 7 de noviembre

Marchamalo se ha sumado definitivamente al Plan ASTRA de transporte interurbano de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con la firma del convenio entre el alcalde gallardo Rafael Esteban y la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, que ha tenido lugar esta mañana en el Ayuntamiento de Marchamalo y cuyo servicio previsiblemente entrará en funcionamiento el día 7 de noviembre.

A la firma han asistido David Merino, director general de Transportes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Julio Calle, director provincial de Fomento, el delegado provincial de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, la concejala de Transportes del Ayuntamiento de Marchamalo, Julia León, y la propia consejera de Fomento, Elena de la Cruz. También han estado presentes Javier Centeno, responsable de la empresa Guadalbus, y diversos concejales del consistorio de Marchamalo.

El nuevo servicio, que tendrá que afrontar una primera fase de adaptación, realizará un total de 27 expediciones de ida y vuelta en los días laborables con frecuencias cada hora y cada treinta minutos en las franjas horarias que registran mayor afluencia de viajeros por ser hora punta. Los fines de semana se reducirán significativamente las expediciones, a 16 de ida y vuelta los sábados y 9 los domingos y festivos.

El nuevo servicio, que tendrá seis paradas en Marchamalo y cinco en Guadalajara capital, incluye mejoras en la accesibilidad de los vehículos, facilitando el uso del transporte por personas con movilidad reducida, y amplía las posibilidades de parada, permitiendo a los vecinos de Marchamalo acceder “al corazón de la ciudad” con una parada en San Ginés. También permite otras reivindicaciones históricas de los marchamaleros como las paradas en la estación de RENFE y en el hospital, evitando así los trasbordos innecesarios que prolongaban el tiempo de viaje hasta el centro médico, según comentaba el alcalde. Además, la nueva línea incluye también una parada frente al Centro Comercial Ferial Plaza.

El fin del convenio de transporte interurbano dejó a los marchamaleros hace tres años “con un servicio de transporte que Marchamalo no podía asumir ya que por lo mismo que se nos prestaba, e incluso por menos, se llegaban a duplicar los costes del transporte”, relataba el alcalde añadiendo que lo único que podían hacer era “indignarnos y protestar”.

 “Eran lentejas en aquel momento, si queríamos las comíamos y si no las dejabas”, ha proseguido señalando que, finalmente, “tuvimos que aceptar las condiciones que se nos habían impuesto” y aceptar  un servicio de transporte interurbano “que tenía muchas carencias”.

En este sentido ha agradecido la “atención y la disposición” recibida por parte de la nueva Consejería de Fomento y ha destacado las mejoras que este nuevo servicio conlleva a nivel de recorridos, paradas y vehículos. “Por fin se hace justicia a un municipio que, por unas razones u otras, se tenía apartado a la hora de poder llevar un servicio de transportes, como nos corresponde, a la capital de Guadalajara”

La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, ha manifestado el convencimiento de que este servicio “va a ser bueno tanto para Marchamalo como para Guadalajara” ya que “va a contribuir a reducir el tráfico rodado de vehículos particulares en la ciudad”. Según las cifras aportadas por De la Cruz, el nuevo servicio supone la retirada de la circulación  once vehículos por cada autobús y reducirá la emisión de CO₂ en cincuenta toneladas al año. Además, ha asegurado que “va a ser beneficiosos para el comercio de Guadalajara”, por lo que la consejera ha reiterado la petición que dice le hicieron al alcalde Antonio Román el pasado verano: “le pedimos un voto de confianza, un diálogo fluido y paciencia” porque “estamos convencidos de los beneficios de este servicio”.

Asimismo ha denunciado que en ocasiones “se han manejado cifras que no se correspondían con la realidad” ya que las 27 expediciones diarias que se plantean “son muchas menos que cuando existía el transporte regular de viajeros entre Guadalajara y Marchamalo dependiente del Ayuntamiento de la capital, con lo cual no debería generar ningún tipo de inquietud”.

También ha confiado en que no se vuelvan a repetir “esos espectáculos lamentables de la Policía Municipal multando a los conductores de los autobuses que además son trabajadores de una empresa” y ha recordado al Ayuntamiento que “hay dos sentencias que avalan la competencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para regular el sistema de transporte y establecer las paradas”.

“No queremos una guerra con esto ni una batalla política que pensamos que es estéril” ha manifestado, “yo le pediría al alcalde un voto de confianza, un poquito de paciencia y por supuesto, nosotros tendemos la mano para escuchar cualquier cuestión que nos quieran plantear, pero tienen que concedernos el beneficio de la duda”.

 

 

Visto 2742 veces