La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, hoy en Guadalajara. La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, hoy en Guadalajara.

El PP sigue denunciando el cierre del colegio de Torrejón del Rey

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha afirmado que “la educación es un derecho para todos reconocido en la Constitución Española por lo que hay que garantizar este derecho con independencia del tamaño del municipio en el que vivas”. Merino ha apuntado que el PP-CLM de Paco Núñez tiene muy claro que Castilla-La Mancha es rural, con 919 pueblos, de los que más de la mitad tienen menos de 500 habitantes, “por ello, siempre vamos a defender siempre que se tengan los mismos derechos y las mismas condiciones se viva donde se viva”.

Merino ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en Guadalajara, donde ha estado acompañada por la presidenta del PP provincial, Ana Guarinos, el portavoz del PP en Torrejón del Rey, José Carlos Albares, y padres y madres afectados por el cierre del Colegio Señorío de Muriel en la localidad de Torrejón del Rey. La portavoz popular ha asegurado que los vecinos de cualquier municipio del mundo rural de Castilla-La Mancha son vecinos de primera división. “No se puede maltratar ni discriminar a las personas que viven en nuestros pueblos, y eso es lo que estamos denunciado en el día de hoy en Torrejón del Rey”.

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular ha declarado que con la fusión de dos colegios y la no construcción del nuevo Instituto que prometió, “el Gobierno de García-Page está provocando que los escolares no tengan acceso a un buen centro en óptimas condiciones y no se garantice el servicio de comedor escolar, una situación que está impidiendo la propia conciliación de la vida laboral y la vida familiar”. Además, “el cierre de un colegio trae consigo dos consecuencias graves como son abocar a Torrejón del Rey a la despoblación e invitar a las familias a la inmigración”.

Por ello, Merino ha denunciado que el Gobierno de García-Page tiene dinero “para lo que quiere. No garantiza la educación en los municipios, pero si puede destinar nueve millones de euros más en altos cargos que tenemos que pagar todos los castellano-manchegos”. En la legislatura pasada, ha explicado, “Page tenía 76 altos cargos, hoy tiene un 80% más, un total, de 137, todo un regimiento de socialistas al servicio del Gobierno que nos va a costar a todos los castellano-manchegos 9 millones de nuestro bolsillo”.

En esta situación destaca uno de los cargos “que se montan a dedo”, por parte del Gobierno regional, como es Comisionado Regional por el Retro Demográfico, que está dirigido por Jesús Alique, que ha sido alcalde de Guadalajara y presidente de la Diputación. Precisamente, Merino se ha preguntado si “no tiene nada que decir Alique cuando se cierra un colegio en su provincia, cuando se reducen y se recortan los servicios a las familias que viven en las zonas rurales de Guadalajara, o si no tiene nada que decir cuando se les está privando de derechos a los hijos y a esas familias jóvenes que quieren vivir en los pueblos”.

Por su parte, la presidenta provincial, Ana Guarinos, ha lamentado que se estén sucediendo situaciones que ya adelantaron los padres, y esta misma formación, que iban a ocurrir por la falta de espacios, cuando intentaron parar la fusión de los dos colegios, Virgen de las Candelas y Señorío de Muriel, con el fin de utilizar las dependencias de este último para los alumnos cursan en el instituto, “incumpliendo de este modo la promesa de Page de construir un nuevo instituto en la localidad”.

Guarinos ha asegurado que está decisión “es un recorte en toda regla” en uno de los ocho municipios más grandes de la provincia de Guadalajara, y en un municipio “en el que era absolutamente necesario el Colegio Señorío de Muriel, el que centro que han cerrado, y también el nuevo instituto prometido, pero que nunca jamás han construido”.

La presidenta provincial ha tachado “de despropósito” cerrar un colegio que funciona bien para hacinar a los niños y alumnos en un colegio e instituto. También ha recordado que esta fusión no cumplía la normativa en cuanto espacios, metros que debía tener la biblioteca, y que no había aulas suficientes para el momento en el que llegue 4º de la ESO y se incorporen los niños al instituto y necesiten cuarto o cinco clases más. Guarinos ha hecho especial mención con la situación del comedor escolar del colegio donde “no se garantiza el derecho a que todos los niños puedan comer”. Para Guarinos la solución “no es darle la comida al menor para que se la lleven a casa con algún familiar”, el objetivo y lo que ofrece un comedor escolar “es facilitar la conciliación familiar y laboral, y con la comida para llevar no se cumple”. 

Por su parte, el portavoz del Torrejón del Rey ha tachado “de caos absoluto” la gestión y organización que ha realizado la Junta de Comunidades con la fusión de los dos centros. Además, ha criticado que la alcaldesa socialista de la localidad, Bárbara García, “no haya movido ni un dedo para defender los intereses de su municipio, e incluso haya votado dos veces en contra de ellos, en su Ayuntamiento y en la Diputación, a favor de la fusión de dos colegios y en contra la de construcción de un nuevo instituto. Una auténtica vergüenza y tijeretazo en toda regla”.

Finalmente, José Carrascosa, uno de los padres afectados y miembro de la plataforma, ha lamentado que el pasado 9 de septiembre se consumara” lamentablemente lo que veníamos anunciando”. En el caso concreto de la falta de espacio del comedor, ha apuntado que mantuvieron una reunión con la Junta para indicarles que había 180 niños y el Gobierno regional “nos dijo que no era su problema porque el comedor no es obligatorio”. Además, ha asegurado que muchos padres han optado por irse a otros colegios en Cabanillas o Alcalá de Henares porque la alternativa educativa que habían planteado en el nuevo colegio no coincidía con la del Señorío de Muriel. “No queremos que la calidad educativa de Torrejón siga descendiendo por las falsas promesas de Emiliano-García Page”, ha dicho.

Por último, se ha referido a los planos que solicitaron los padres relativos a las nuevas dependencias porque entienden que no cumplen los criterios de espacios establecidos. El representante de los padres ha asegurado que por parte de la Junta no se les ha facilitado esa información y que ha sido Ana Guarinos la que ha logrado conseguirla, estudiando ahora las posibles acciones que puedan emprender”.

 

Visto 323 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.