El alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, y el Concejal de Medio Ambiente, Santiago Isidro, comprobaron el funcionamiento de las nuevas composteras. El alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, y el Concejal de Medio Ambiente, Santiago Isidro, comprobaron el funcionamiento de las nuevas composteras.

El proyecto ‘Marchamalo Composta’ comienza a funcionar

Después del parón obligado por la pandemia, el proyecto ‘Marchamalo Composta’ ha comenzado ya a funcionar gracias a la instalación de un área de compostaje municipal construida a partir de materiales reciclados, y a la colaboración de los comedores de los centros escolares, el Centro de Mayores y la Vivienda de Mayores de la localidad, que separan sus residuos orgánicos para que puedan ser transformados en compost de calidad mediante un proceso natural.

El proyecto ‘Marchamalo Composta’, que fue presentado en el mes de febrero de 2020 con la intención de arrancar poco después, ha podido dar comienzo al fin una vez superadas las restricciones e inconvenientes provocados por la pandemia. En este momento las nuevas composteras municipales instaladas frente a los Huertos Urbanos albergan varios cientos de kilos de residuos orgánicos cuyo proceso de compostaje ya está en marcha, aportados por los comedores de los centros escolares de la localidad, el Centro de Mayores ‘Las Fuentes’ y la Vivienda de Mayores, y en unos meses podrá utilizarse el compost resultante como fertilizante orgánico de alta calidad.

Esta nueva iniciativa de la Concejalía de Medio Ambiente parte de la experiencia piloto desarrollada dos años atrás por la Mancomunidad Vega del Henares, basada en el mismo principio empezar a concienciar sobre la importancia del reciclado de los residuos orgánicos que desechamos a diario empezando por la escuela. La MVH apostó entonces por el agrocompostaje, que realizaba la asociación AFAUS pro Salud Mental, culminando un proyecto en el que participaba el CEIP ‘Cristo de la Esperanza’ de Marchamalo. Ahora a este centro se ha sumado el CEIP ‘Maestra Teodora’ y los dos centros de mayores que cuentan con servicio de comedor, quienes separan y entregan sus residuos orgánicos para que sean tratados en las composteras al personal de la Fundación Interacciona, entidad dedicada a la inserción social de personas con dificultades.

El personal de la Fundación Interacciona también realizan el trabajo del maestro compostador, supervisando el proceso de compostaje para aportar a los residuos orgánicos la materia vegetal y el agua necesarias para que culmine con éxito. Un proceso enteramente natural que da lugar a un compost que será empleado en parques públicos.

El Alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, y el Concejal de Medio Ambiente, Santiago Isidro, han conocido el proceso de primera mano junto a Juan Gutiérrez, gerente de la Fundación Interacciona, que también se ha ocupado de la instalación completa de las tres composteras y el panel informativo instalados frente a los Huertos Urbanos, en una zona verde de titularidad municipal. Todos estos elementos que han sido construidos enteramente con materiales reciclados, gracias a una novedosa tecnología que permite fundir los plásticos de desecho de distintas procedencias (aquellos de mala calidad que no se reciclan) para crear un material denso y resistente al que puede darse forma a conveniencia, completando un proceso que es ejemplo de Economía Circular.

“Nuestro objetivo es que, además de recoger los residuos orgánicos ya separados en los centros escolares, podamos retomar para el próximo curso las charlas didácticas con el alumnado y los encuentros informativos con la ciudadanía, como los dos que celebramos ya a principios del año 2020, antes de la pandemia”, ha recordado Esteban, quien subraya que, “el reciclaje de los residuos orgánicos a gran escala es una de las próximas obligaciones que tendremos que cumplir como sociedad para reducir la cantidad de basura que tiramos a los vertederos, y es importante que nos familiaricemos con él cuanto antes”. Cabe señalar que, para cumplir con la normativa europea, la implantación del contenedor marrón para residuos orgánicos deberá ser una realidad en 2025.

Así pues, el próximo paso del proyecto ‘Marchamalo Composta’ será promover su difusión informativa e intentar extender su participación tanto a los establecimientos de hostelería de la localidad como a los arrendatarios de los Huertos Urbanos, que podrían colaborar aportando residuos, tratándolos y retirando parte del compost obtenido. Así mismo, se promoverán acciones educativas tanto en esta nueva zona de compostaje como en los colegios que lo deseen, con la posibilidad de instalar nuevas composteras portátiles y un huerto escolar.

Visto 449 veces